¿Conoces la pericoronaritis?

¿Conoces la pericoronaritis?

Hay muchas enfermedades bucales que conocemos, pero seguramente has oído hablar muy poco de la “Pericoronaritis”, es una infección de los tejidos blandos que rodean la corona del diente cuando está erupcionando y es tan común que puede darse en niños (con la erupción del primer molar) o en adultos entre 20 a 30 años (durante la erupción de las muelas del juicio).

Es importante detectar este tipo de problema para así evitar que aparezca o evolucione, por lo que es recomendable en caso de padecer esta afección tratarla lo más pronto posible con un profesional especialista en ello.

En este post te explicaremos todo sobre la pericoronaritis para que cuentes con la información necesaria para así evitar esta afección, ya que en caso de no ser tratada correctamente podría terminar en abscesos u otras afecciones como enfermedades periodontales.

¡Veamos mejor de qué se trata!

¿Qué es la pericoronaritis?

La pericoronaritis es una inflamación de los tejidos blandos que rodean el diente mientras este está erupcionando.

Este problema se debe a que no existe suficiente espacio en las arcadas dentales para la erupción de las piezas dentales, quedando estás parcialmente cubiertas por el tejido blando periodontal, lo que a su vez contribuye a la aparición de bacterias.

¿Cuándo aparece normalmente?

En la infancia suele aparecer entre los 6 y 7 años de edad, a través de la erupción de los dientes, ya que el tejido supradental suele inflamarse y su vez producir un absceso fluctuante, el cual suele provocar no solo reacciones locales sino también sistémicas que se relacionan con la fiebre.

Mientras que en los adultos suele aparecer entre 20 y 30 años de edad, este tipo de infección pericoronaria se suele desarrollar frecuentemente durante la erupción de las muelas del juicio (salida del tercer molar) o en un reborde alveolar desdentado.

¿Cuáles son los síntomas de la pericoronaritis?

Los primeros síntomas de la pericoronaritis son la inflamación y la infección, pero estos se van desarrollando gradualmente causando:

  • Inflamación y rojez en la encía.
  • Infección de la zona colindante al diente que está erupcionando.
  • Halitosis (mal aliento).
  • Malestar general y fiebre.
  • Dificultad para masticar o tragar.
  • Dolor localizado en la articulación que puede esparcirse a otros órganos como el oído.
  • Absceso en la zona adyacente.

¿Cuáles son los tipos pericoronaritis que existen?

Según los síntomas se distinguen 3 tipos de pericoronaritis:

  • Pericoronaritis aguda congestiva: se caracteriza por la inflamación y el enrojecimiento leve del tejido. El dolor que padece el paciente puede irradiarse a otras partes del cuerpo como la mandíbula o la faringe. Algunos pacientes pueden mejorar de manera espontánea o solo después del tratamiento.
  • Pericoronaritis aguda supurativa: el enrojecimiento se visualiza en el paladar y la faringe, la palpación es dolorosa y en la zona afectada sale pus. Los dolores son mucho más intensos y pueden  extenderse hasta las amígdalas y el oído, por lo que requiere tratamiento o con el tiempo puede complicarse y causar infecciones profundas.
  • Pericoronaritis crónica: el dolor es intermitente y a veces se presenta con limitación en la apertura bucal ligera y pasajera, así como puede darse con ausencia absoluta de síntomas o estos pueden ser poco notorios como halitosis marcada, faringitis repetidas, gingivitis tórpida, adenopatía crónica o abscesos periamigdalinos unilaterales.

¿Qué riesgos puede ocasionar la pericoronaritis?

La pericoronaritis cuando no se trata a tiempo ni adecuadamente puede causar riesgos mayores debido a que:

  • La inflamación se puede extender a los ganglios localizados en la parte inferior de la mandíbula.
  • Se puede formar un absceso en la zona próxima al diente o en la faringe.
  • Así como generar enfermedades periodontales tales como gingivitis y periodontitis, problemas de garganta o problemas digestivos.

¿Cómo se diagnostica?

A través de una imagen médica nos permite determinar la situación y posición del diente, la forma de su corona y de sus raíces. También es necesario realizar:

  • Examen clínico.
  • Exploración de los síntomas.
  • Cultivos y antibiogramas.

Por lo que es recomendable acudir a un especialista dental para que pueda diagnosticar certeramente esta afección y determinará el correcto tratamiento para la misma.

¿Cuál es su tratamiento?

En general el tratamiento para pericoronaritis se reduce a:

  • Reducción de la inflamación: en su fase aguda el especialista dental hará la limpieza y el drenaje de la zona. No sufrirás ningún dolor, ya que te pondrán la anestesia local. Después te recomendará que te enjuagues con agua y sal.
  • Uso de medicamentos antimicrobianos: posterior a la limpieza, el odontólogo indicará el uso de antibióticos y antiinflamatorios cuya dosis dependerá de la gravedad del caso.
  • Tratamiento quirúrgico: Una vez mejorada la infección tras las indicaciones del odontólogo, se evaluará la consideración del tratamiento quirúrgico correspondiente. Si la pieza dental carece de espacio suficiente lo recomendable será extraerla para evitar posibles agravamientos y caries producidas por la acumulación de placa bacteriana en la zona.

En los casos en los cuales los síntomas son graves, el paciente precisara de un tratamiento urgente, el cual consistirá en antibióticos, antiinflamatorios intravenosos y cirugía.

¿En qué consiste el tratamiento quirúrgico?

Se trata de una cirugía menor ambulatoria que deberá ser realizada por un cirujano oral y maxilofacial, quien mediante una intervención sencilla con bisturí o electrocirugía eliminará el opérculo para tener más acceso a la encía, desinfectará la zona y en caso de requerirlo extraerá la pieza dental que está causando el problema.

¿Cuántos días dura el dolor y la infección?

Por lo general, a los pocos días de iniciar el tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios se logrará reducir el dolor y la infección. También es recomendable cepillar bien la zona y hacer enjuagues con clorhexidina o soluciones salinas.

¿Qué puedo hacer para evitar su aparición?

Para evitar la cualquier afección bucodental deberás tener:

  • Una correcta higiene dental diaria.
  • Acudir a la revisión periódica con el especialista dental.

Al igual que cualquier afección bucodental, existe una probabilidad baja de padecer de pericoronaritis cuando eliminas de manera eficaz todos los restos de comida que se acumulan en tus dientes y encías, así como el hecho de que acudas periódicamente a la consulta odontológica.

Todo esto te permitirá atacar el problema a tiempo logrando así evitar a su vez la producción de una infección mayor, que se podría convertir en una enfermedad periodontal, problemas digestivos o de garganta.

Soluciona todos tus problemas bucodentales en Clínica Vinateros

La pericoronaritis como todo proceso infeccioso, el cual se encuentra relacionado con la erupción dentaria defectuosa, causa grandes molestias a aquellos pacientes que la padecen, además de generar mayores posibilidades de complicaciones infecciosas más graves.

La forma más común de prevenir la infección consiste en mantener una correcta rutina de higiene bucal. En la mayoría de los casos graves de pericoronaritis el tratamiento más rápido y efectivo será la intervención quirúrgica que el odontólogo deberá realizar para eliminar el tejido que cubre la muela en erupción.

Para conseguir una buena salud bucodental y evitar complicaciones futuras solicita tu cita en Clínica Vinateros, tenemos a tu disposición a los mejores especialistas dentales quienes mediante un diagnóstico clínico, radiológico y microbiológico determinarán el grado de inflamación de tus encías y la gravedad de la infección, indicando con ello el tratamiento eficaz y correcto para tu caso.

¡No esperes más, pide tu cita y empieza a cuidar tu salud a tiempo!

Por Dra. Sara Gil el 14/14/2021
Comparte: