Disfagia o dificultad para tragar

disfagia

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas padecido dificultades a la hora de tragar. Es algo normal que, generalmente, está asociado a problemas en la garganta de fácil tratamiento. Pero si la disfagia se convierte en algo crónico o más serio es esencial acudir a un especialista. En la Clínica Dental Vinateros te vamos a explicar qué es la disfagia y cuáles son sus principales causas.

Si tienes problemas para tragar que son persistentes y no desaparecen debes de acudir a un especialista. El médico es el experto ideal para tratar este tipo de afecciones. No obstante, en nuestra clínica dental en Madrid contamos con las herramientas diagnósticas oportunas para anticiparnos a cualquier problema de salud oral.

¿Qué es la disfagia?

Hay quien piensa que la disfagia es una enfermedad relacionada con la cavidad bucodental. Pero la realidad es que es un síntoma que nos alerta de la presencia de alguna otra patología, que puede haberse formado en diferentes partes de tu cuerpo. Lo que está claro es que padecer disfagia nos genera complicaciones para tragar con normalidad.

La calidad de vida de quien sufre la disfagia se ve mermada. También se asocia esta condición a carencias nutricionales, a consecuencia de las molestias que se generan para poder deglutir con normalidad los alimentos.

Si lo que te está ocurriendo es que notas un gran dolor al tragar, lo que te ocurre se llama odinofagia. La disfagia va más allá, porque no es un simple dolor, es una complicación real que a veces hace imposible que la deglución sea normal. La odinofagia, sin embargo, es una afección menos grave, que en muchos casos se asocia a resfriados, dolores de garganta o gripes. Por lo tanto, este dolor al tragar suele desaparecer tras un periodo relativamente corto.

Hay quien sufre disfagia y nota como tragar se le hace imposible. La realidad es que esta afección puede aparecer tanto en la etapa infantil como en la edad adulta. Determinar cuál es la causa que se esconde detrás de ella es muy importante a la hora de planificar un tratamiento exitoso para acabar con la disfagia.

Síntomas de la disfagia

Ante la presencia de cualquiera de los síntomas que te vamos a detallar a continuación debes de visitar a tu médico. Detectar el problema cuanto antes es clave en todo este proceso, ya que nos permite anticiparnos a las consecuencias que puede dejar la causa que ha propiciado la dificultad al tragar.

Además, si has detectado que estás sufriendo algún tipo de obstrucción en las vías respiratorias, que pudiera estar provocado por algún atasco de la comida, debes acudir al servicio de urgencias más cercano. El objetivo es evitar el atragantamiento originado por la disfagia. Recuerda que si tienes dificultades para deglutir es recomendable que sigas una dieta blanda y si comes alimentos que debas masticar es importante cortarlos en trozos muy pequeños.

Estos son los síntomas que te alertarán de una posible disfagia:

  • Odinofagia, es decir, dolor o molestias cuando tragas.
  • Presencia de cuerpo extraño constantemente en la garganta.
  • Extrema dificultad para deglutir.
  • Mayor producción de saliva, es decir, presencia de sialorrea.
  • Voz ronca.
  • Mayor acidez de estómago.
  • Pérdida de peso notable.
  • Arcadas cuando intentas tragar.
  • Regurgitación alimentaria al tragar.

Con el fin de evitar un atragantamiento es importante acudir al médico si se padece alguno de los síntomas que hemos detallado. La disfagia también se asocia a otras consecuencias, como la neumonía por aspiración, la malnutrición y la deshidratación. Por lo tanto, tratar el problema es de vital importancia.

Causas de la disfagia

Es importante analizar la causa primaria de la disfagia. De hecho, lo primero que hará el médico es determinar si se está produciendo una disfagia orofaríngea o esofágica, ya que el lugar en el que está el problema es clave para establecer un diagnóstico de calidad.

Estas causas son muy frecuentes en la complicación para tragar:

  • Cáncer oral, que se ubica en la zona de la garganta.
  • Los tratamientos contra el cáncer pueden provocar disfagia. Sobre todo, la radioterapia en la zona.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Patologías como el Alzhéimer o el Párkinson.
  • Obstrucciones alimentarias en la garganta o en el esófago.
  • Aclasia esofágica.
  • Enfermedades de origen neurológico.
  • Es posible que un tumor cerebral provoque dificultad para tragar.

Además de las causas mencionadas, hay que tener en cuenta que las personas de avanzada edad forman parte del grupo de riesgo para padecer disfagia. También es un factor de riesgo sufrir trastornos neurológicos.

Prevención de la disfagia

  • Cortar los alimentos muy pequeños antes de introducirlos en la boca.
  • Masticar muy bien antes de proceder a la deglución.
  • Priorizar la dieta blanda o líquida, en la medida de lo posible.
  • Evitar alimentos que favorezcan el atragantamiento, como la carne roja.

Un tratamiento contra la disfagia requiere que el especialista detecte dónde está el origen de la afección. Ten en cuenta que el tratamiento va a requerir que se trabaje sobre la causa que está provocando esta dificultad para deglutir.

Pide cita en Vinateros para tener siempre una sonrisa perfecta. Si tienes signos de disfagia o de odinofagia cuéntanoslo para que podamos ayudarte y derivarte al especialista más indicado. La primera visita es gratis en nuestra clínica dental.

Por Dr. Pedro Ruiz el 28/28/2020
Comparte:
Abrir chat
Powered by