Dolor de encías: cuáles son sus causas y cómo eliminarlo

Dolor de encías - Vinateros

De todas las afecciones bucodentales, el dolor de encías es de los más molestos e insoportables que se pueden presentar en la salud de una persona.

Esto se debe a que también suele estar acompañado de una inflamación o sangrado de las mismas. Se trata de una patología muy frecuente entre la población general, aunque según un estudio realizado en 2018 por la Universidad Complutense de Madrid es más común en personas de entre 30 y 50 años.

Aparece normalmente como un dolor puntual asociado a una herida o traumatismo; aquel dolor de encías que se vuelve persistente con el paso del tiempo y se manifiesta de forma muy localizada, se convierte en algo muy preocupante, ya que puede ser un síntoma que advierta de una enfermedad periodontal.

¿Quieres saber más sobre el dolor de encías? ¡Sigue leyendo!

¿Cuáles son las causas principales del dolor de encías?

Las causas más frecuentes del dolor de encías son las enfermedades periodontales, procesos infecciosos ocasionados por bacterias alojadas en la boca que generan inflamación e irritación gingival y, en consecuencia, molestias insoportables en las encías.

Conocemos dos estados de enfermedad periodontal que suelen derivar en dolor de encías:

–      Gingivitis

Esta enfermedad periodontal se origina por la acumulación en exceso de placa bacteriana, que provoca que se inflame y enrojezca la encía e, incluso, que sangre.

La mala higiene bucodental es la causa principal de la gingivitis. El no cepillarse correctamente, hacerlo agresivamente lastimando las encías o no utilizar hilo dental, son factores que favorecen su aparición.

–      Periodontitis

Cuando hablamos de periodontitis nos referimos al estadio avanzado de la gingivitis. Las bacterias ya han dañado no solo los tejidos blandos, sino el hueso maxilar llegando a poner en riesgo la estabilidad de los dientes.

Esta infección provoca síntomas muy característicos como mal aliento, enrojecimiento y sangrado de encías, inflamación en el área gingival, dolor muy fuerte y hasta movimiento de las piezas dentales.

La gingivitis y la periodontitis crónica tienen en común que el dolor de encías, aunque se encuentre localizado, no se experimenta de manera permanente. Es más común que aparezca al cepillarse los dientes o a la hora de comer.

El tratamiento adecuado para frenar la gingivitis y que esta no llegue a convertirse en periodontitis es realizar una limpieza bucal profesional. De esta manera, se logrará eliminar la placa bacteriana que se haya acumulado y las encías se desinflamarán progresivamente hasta que finalice el dolor gingival.

¿Existen otras causas para el dolor de encías?

La respuesta es sí. Además de la gingivitis y periodontitis, existen otras posibles causas para estas molestias:

–      Una profilaxis

Tras una limpieza profesional donde el higienista ha raspado la zona de las encías con el fin de erradicar la placa bacteriana, es posible que la encía quede algo dolorida por el procedimiento.

–      Consecuencia de un blanqueamiento dental

Es posible que los productos utilizados durante una sesión de blanqueamiento dental ocasionen sensibilidad dental. Al ocurrir esto, el paciente sentirá un dolor localizado e intenso cuando tenga contacto con alimentos y bebidas muy frías o calientes. Pero no es para preocuparse, ya que las molestias desaparecerán al separar los dientes y encías del estímulo que genera el dolor.

–      Cambios hormonales

Existe la llamada gingivitis gestacional, que es algo más común en las mujeres embarazadas, pero también se manifiesta en momentos en los que hay cambios hormonales en las mujeres, por ejemplo, después del parto o antes de la menstruación.

–      Después de colocar un implante

Este tratamiento es bastante invasivo, así que es común que en los días posteriores a la cirugía se experimente dolor en las encías alrededor del implante.

–      Extracción dental

La exodoncia es un procedimiento en el cual sentir dolor es natural, así que las encías que están alrededor del diente extraído sentirán una fuerte molestia con total seguridad.

–      Encías retraídas

La retracción de encías se origina por un cepillado fuerte. Cuando las encías llegan a retroceder y dejan la raíz del diente al descubierto, es muy probable sentir un fuerte dolor relacionado con la exposición del nervio frente a estímulos del exterior.

–      Diabetes

Los pacientes que sufren diabetes mellitus de tipo 2 padecen de alteraciones en sus vasos sanguíneos, lo que impide la circulación adecuada de la sangre por las encías. Estos problemas circulatorios generan inflamación constante y dolores frecuentes en las encías.

–      Anemia

El déficit de vitaminas que tienen los pacientes con anemia también genera problemas en la cavidad oral.

–      Bruxismo

Debido a la fricción que se produce al rechinar los dientes, las personas que padecen bruxismo suelen tener dolores frecuentes en los dientes y en las encías.

–      Aparición de los dientes en bebés

Esta es la causa principal del dolor de encías en los niños. Desde los 6 u 8 meses de edad, los bebés empiezan a sentir inflamación de las encías y una alta sensibilidad. Por supuesto, esta situación es completamente normal para su desarrollo.

–      Utilización de prótesis dentales

Si las mismas no reciben una correcta higiene con frecuencia, se acumularán restos de comida entre la prótesis, ocasionando a su vez inflamación por sarro.

–      Consumir algunos medicamentos

Ciertos fármacos pueden tener esta incidencia sobre las encías, provocando que se inflamen y duelan. Es el caso, especialmente, de algunos antidepresivos.

–      Utilización de ortodoncia

Los aparatos de ortodoncia, como los brackets, pueden llegar a dificultar la limpieza dental. Esto favorece la aparición de gingivitis por la acumulación de sarro.

–      Consumo de tabaco en exceso

El hecho de fumar aumenta la acumulación de placa bacteriana, haciendo que las enfermedades periodontales se desarrollen con gran facilidad.

–      Mala alineación dental

Si existen malposiciones en los dientes, es más frecuente que la acumulación de sarro alrededor de las piezas dentales sea notoria y dañina. Si no se practica una adecuada higiene dental, esta situación provocará la aparición de gingivitis.

¿Cómo aliviar el dolor de encías?

Cuando ya se ha diagnosticado el origen del problema, es hora de buscar la solución para así calmar el dolor de encías.

Cuando nos referimos a un dolor puntual que no se asocia a una enfermedad periodontal, es común que el dolor disminuya utilizando un enjuague bucal antibacteriano que esté especialmente indicado para tratar anomalías en las encías.

También se recomienda limitar el consumo de alimentos y bebidas con mucho azúcar y, a su vez, sustituirlos por una dieta rica en vitaminas que faciliten el retorno del aspecto normal de las encías.

Si los dolores persisten, es tiempo de visitar un periodoncista profesional para que pueda verificar cuál es la causa de origen y, si es una enfermedad periodontal, proceder a tratarla según su grado de gravedad.

¿Cómo prevenir el dolor de encías?

Una vez recuperado el color rosado de tus encías y, en consecuencia, tu salud bucal, recomendamos considerar los siguientes consejos para prevenir futuras alteraciones gingivales:

  • Ser rigurosos con la limpieza bucal después de cada comida y utilizar un cepillo dental de cerdas suaves que no lastimen tus encías.
  • Utilizar el hilo dental para erradicar los restos de comida que suelen acumularse entre tus dientes y que el cepillo no puede
  • Evitar el consumo de tabaco y de alcohol. Son sustancias que facilitan la acumulación de placa bacteriana, así que reducir su consumo al máximo es conveniente.
  • Acudir a citas con el higienista para realizarte limpiezas profesionales, por lo menos, anualmente. De esta manera se mantendrá a raya la gingivitis y evitará el dolor de encías.

Elimina el dolor de encías con la Clínica Dental Vinateros

Siempre es necesario estar atentos frente a cualquier situación  que altere nuestra salud bucodental.

En la Clínica Dental Vinateros en Madrid, nos enorgullecemos de tener a tu disposición a un gran equipo de profesionales dentales que están prestos a brindarte el mejor servicio que mereces y estás buscando.

Olvídate de los molestos dolores de encías y ponte en nuestras manos: pondremos fin a tus dolencias con los mejores tratamientos y con tecnología de vanguardia.

¿A qué esperas para solicitar tu primera visita gratuita? Te esperamos.

Por Dra. Sara Gil el 31/31/2022
Tags:
Comparte:

Deja una respuesta