Miedo al dentista ¿Cómo superar la odontofobia?

Miedo al dentista

La odontofobia es el miedo al dentista que sufre un paciente y por ende la imposibilidad de realizar un buen tratamiento tal y como necesita.

El miedo al dentista es una fobia mucho más frecuente de lo que se estima y tiene mucho que ver con algún trauma que haya vivido el paciente de más pequeño o alguna creencia que se le haya instaurado que le hace imposible acceder a una consulta con un odontólogo.

Sabiendo todo ello, nuestro equipo médico pone lo mejor de sí mismo para poder superar ese miedo al dentista y hacer que el paciente libere toda la ansiedad y se siente cómodo en nuestra Clínica para poder darle la atención necesaria. El odontólogo se debe mostrar accesible, amable y comprensible de la situación en todo momento.

Cuando el paciente sufre de odontofobia, debe indicarlo previamente para que el dentista le de unos pasos a seguir antes de ir a la consulta de la Clínica Dental. Generalmente se hacen uso de distintas técnicas de relajación con el fin de conseguir que el paciente libere todos sus nervios.

En los casos en que este tipo de técnicas no funcionan, entonces hay que pasar a una técnica un poco más agresiva que es la sedación consciente en donde el paciente sabrá que no sentirá dolor alguno ya que tendrá toda la zona dormida y por ende el dentista podrá trabajar sin inconvenientes y muy tranquilo sabiendo que no le está haciendo daño y que el paciente no está sufriendo.

Cuando el miedo al dentista aparece en los niños, también hay que aplicar un tipo de sedación o similar que haga que se sienta tranquilo. La odontofobia infantil es igual de frecuente que en los adultos, y en general es desde allí en donde parte para convertirse en algo más grave cuando no se trata.

Lo mejor es que si se sabe que es un problema real, se acuda a un psicólogo con el fin de buscar la raíz del problema y así poder superarlo cuando antes a través de distintas técnicas y con la ayuda propia del profesional odontólogo que permitirá así poder tratarse sobre cualquier problema de salud y tener una boca sana, pues nuestra salud bucal es tan importante como el cuidado de otras zonas de nuestro cuerpo.

¿Cómo superar el miedo al dentista u odontofobia?

Generalmente suele tener que ver con alguna experiencia que hayamos tenido de pequeños, lo que hace que se nos genere el trauma y que si no se trata, en algunos casos podría llegar a ser muy grave imposibilitándonos nuestra consulta a un distintas lo cual afectaría indudablemente a nuestra salud bucal.

Sin embargo, sabiendo todo ello, hay algunas técnicas que puedes aplicar para superar el miedo al dentista y poder asistir sin inconvenientes:

  • Lo ideal es que antes de acudir al dentista o al momento de solicitar la cita, expliques tu problema para que el profesional lo sepa desde antes y pueda así prepararse para ayudarte. Es bueno que el dentista te hable y sea compresivo en todo momento ya que de lo contrario podría ser contraproducente.
  • Si la cita puede ser por la mañana temprano mucho mejor, porque de esa forma no te dará tiempo a pensarlo mucho ni echarte para atrás. Otra buena solución es que le pidas a algún familiar o similar que te acompañe ese día así tendrás no sólo una cita con el dentista sino un compromiso con la persona que te va a acompañar.
  • Piensa que la primera visita es un chequeo general para ver cómo se encuentra tu salud bucal y que después vendrá la decisión sobre cómo seguir adelante con algunos tratamientos. No hay por qué sufrir antes de tiempo.
  • Cuando estés en la consulta y se vaya a comenzar el tratamiento, puedes acordar con el dentista algún tipo de lenguaje propio con el cual le estarás indicando en el momento en que quieres detenerte o necesitas un poco de espacio.
  • Si lo que te sucede es que el miedo al dentista proviene del hecho de tener distintos aparatos en la boca, entonces puedes ir practicando en casa como por ejemplo mantener una cuchara por un tiempo a ver qué es lo que sientes.
  • Si eres de las personas a las que la música lo ayuda y relaja, entonces llévate tu música favorita a la consulta y pídele al dentista colocarla antes de comenzar el tratamiento, de esa forma de seguro te relajas y podrá trabajar mucho mejor.

Lo importante es poco a poco ir superando el miedo al dentista y sobre todo descubrir cuál es el inconveniente y por qué aparece este miedo en nosotros. Con un poco de paciencia y sobre todo voluntad de seguro vas a conseguirlo.

En nuestra Clínica hacemos todo lo posible para que nuestros pacientes se sientan seguros, tranquilos y se olviden de las molestias que pueden ocasionarles el tratamiento, para que ese miedo al dentista se vaya eliminando y que pedir cita para solucionar un problema bucodental no sea un inconveniente.

[Total:0    Promedio:0/5]
Por Dra. Sara Gil el 06/6/2019
Comparte:

Deja un comentario