Fundas Dentales: ¿Por qué son necesarias?

Fundas dentales - Clinica Dental Vinateros

Las fundas dentales se indican cuando la pieza dental del paciente presenta un daño excesivo. Nuestros especialistas en la Clínica Dental Vinateros estamos acostumbrados a reparar este tipo de daños, por eso queremos brindarte toda la información, para que te sientas en confianza de contar con nuestra ayuda y sepas de primera mano de qué se trata este procedimiento.

¿Qué son las fundas dentales?

Las fundas dentales, también llamadas coronas dentales, consisten en un procedimiento en el que se coloca una cubierta sobre la corona del diente natural, con el fin de proteger un diente débil o restaurarlo para recuperar su anatomía y funcionalidad estética. Las fundas o coronas dentales no solo se colocan para reparar un diente dañado, sino que también se colocan para realizar reemplazos y cubrir espacios cuando faltan uno o más dientes. En este caso se llaman puentes fijos.

Una funda dental está hecha de diversos materiales, que van desde oro hasta otros de tonos blanquecinos que buscan tener el mayor parecido a un diente de verdad, de manera que se logre una apariencia mucho más natural.

¿Cuándo es necesario colocar una funda dental?

Las fundas dentales se aplican dependiendo de las necesidades del paciente. Como mencionamos anteriormente, su uso principal es para arreglar un diente que está roto o dañado por una caries, pero también pueden utilizarse para solucionar los siguientes casos: para darle más fuerza a un diente debilitado o cuando el diente presenta una fractura tan grande que con realizar un empaste no sería suficiente. También se utiliza para mejorar la apariencia estética de un diente, para tapar y proteger un implante dental, o para cubrir un diente descolorido o deforme que es imposible mejorar con otros métodos.

También se utilizan en casos más específicos como un tratamiento posterior a una endodoncia, con la finalidad de hacer el diente más fuerte.

Como puedes ver, las fundas dentales no se colocan solo porque sí. Es necesario que haya un problema con algún diente, que atente con un mayor deterioro o amenace con su pérdida total, siendo la realización de este procedimiento la solución más recomendada y adecuada para proteger tus piezas dentales.

¿De qué están hechas las fundas dentales?

Existen diversos materiales de fabricación, cada una tiene sus ventajas y desventajas, pero antes de explicar cuál se debe elegir te daremos toda la información sobre los materiales de cada una:

–       Coronas de cerámica

Las fundas de cerámica, como la porcelana, son las que tienen un color y aspecto más parecido a los dientes naturales.

–       Fundas de metal

Estas son fabricadas con metales como el oro, el platino, el paladio, u otros no preciosos. También se incluye el zirconio, que es un metal de transición y está siendo muy utilizado actualmente, puesto que posee una estética final excepcional. Sin embargo, es mucho más costoso que las fundas dentales de porcelana.

–       Coronas mixtas de metal-porcelana

Este tipo de coronas son una combinación de las dos anteriores. Es decir, poseen la cerámica adherida a una cofia interior de metal.

–       Fundas de acrílico o resina

Este tipo de fundas son temporales. Tienen un uso provisional, mientras se fabrica una definitiva hecha de resina o de acrílico. Simulan el color de un diente natural, pero son menos resistentes y, por lo tanto, más económicas.

–       Coronas dentales de oro

Es importante que sepas que realmente este tipo de fundas dentales no están hechas al 100% de oro, ya que este material no podría soportar toda la función de trabajo que realizan nuestros dientes, lo que se hace es que se combina este material con otros metales para formar una aleación más fuerte. Al final del proceso, el porcentaje de oro que contienen estas coronas dentales puede ir desde un 25% a un 70%. Por ser el oro un metal precioso, estas coronas tienden a ser mucho más caras que las anteriores.

¿Qué tipo de material debes elegir?

A la hora de elegir el material de las fundas dentales para reparar o restaurar tus dientes, debes considerar diferentes factores: la cantidad de piezas a reparar, la duración que deseas, tu presupuesto y el resultado estético que buscas.

Además, es importante saber que cada material tiene sus ventajas y desventajas, por lo que sugerimos al paciente realizar todas estas preguntas al dentista, el cual estará preparado para resolver sus dudas y realizarle un asesoramiento más personalizado, para que tome la mejor decisión para el cuidado de sus dientes.

Con este tipo de coronas pueden alcanzarse de aceptables a muy buenos resultados estéticos, resultando en muchos casos imperceptibles. De todos modos, deberás tener cuidado con la cerámica exterior: Sigue siendo frágil a las fracturas, aunque el metal interno con seguridad permanecerá intacto.

¿Cuál es el procedimiento para colocar las fundas dentales?

El primer paso es esperar la evaluación de tu dentista, el cual te va a hacer una radiografía para poder ver el estado de tus huesos, encías y comprobar si están suficientemente sanas para soportar una corona dental, ya que a veces es necesario otro tipo de tratamientos, como una endodoncia, o realizar otro tipo de procedimiento del tipo quirúrgico para remover encía y así hacer más espacio en la base del diente.

Después, como segundo paso, se elimina la cantidad necesaria de la estructura del diente que requiere su restauración, quitando el esmalte y la dentina. Esto se hace para dejar un espacio óptimo para colocar la corona de forma segura.

Al terminar de quitar todas las partes estropeadas, tu odontólogo hará otra revisión, para verificar que esta primera fase ha quedado perfecta, puesto que el desgaste del diente influye en la precisión y la efectividad con la que se va a colocar la funda dental, que variará dependiendo del tipo de material que se haya elegido para restaurar el diente.

Por último, el dentista va a realizar pruebas para comprobar el ajuste a tu encía, más el ajuste interdental. Este paso es muy importante para evitar que entre comida y que la nueva pieza esté en contacto con la antagonista, es decir, que coincidan al morder. Las piezas se cementan para que queden totalmente adheridas al diente tallado y listo.

Este proceso de preparación es un proceso sencillo e indoloro. Sin embargo, tu odontólogo puede suministrar una dosis de anestesia localizada de ser necesario, la cual tiene una duración de entre 30 min y una hora. Todo esto dependerá de tu dentista y del daño que sientas en el diente u otros factores.

Recomendaciones generales

Las fundas dentales son una solución a largo plazo para restaurar los dientes dañados, pero no duran para siempre, ya que como hemos visto todo va a depender de los materiales y los cuidados que el paciente tenga tras realizar la restauración.

Por ello, es recomendable aplicar los cuidados y la higiene necesaria para garantizar la mayor duración, y acudir inmediatamente a tu dentista si tu corona dental se agrieta, si se forman caries en lo que quedó de raíz del diente, o si se deteriora la imagen. En estos caso, tu dentista efectuará un reemplazo para que continúes manteniendo la salud y armonía de tus dientes. E incluso aunque a simple vista tu funda dental parezca perfecta, te recomendamos realizar una visita a tu dentista anualmente, para evaluar la condición de tus dientes.

En la Clínica Dental Vinateros te animamos a pedir cita con nuestro equipo de profesionales, el cual te podrá ofrecer más información para que estés tranquilo y tengas confianza para que nos encarguemos del cuidado de tus dientes.

¡Contáctanos y disfruta de una bonita sonrisa todos los días del año!

Por Dra. Sara Gil el 29/29/2021
Comparte: