Glándulas salivales: tipos y funciones

glándulas salivales

La saliva es un compuesto esencial para tu salud bucodental. Por ello, es muy importante que su producción sea correcta. De producir saliva óptimamente se encargan las glándulas salivales, que forman parte del sistema digestivo. En la Clínica Dental Vinateros tenemos el compromiso contigo de explicarte claramente cómo funciona la cavidad oral. Por este motivo te vamos a contar todo lo que tienes que saber sobre la saliva y las glándulas que la producen.

Una buena producción de saliva supone cerca de 1,5 litros al día y es esencial para proteger la sonrisa de procesos infecciosos como las caries, por ejemplo. Además, es un compuesto importantísimo para masticar, digerir y deglutir las comidas.

Existen dos patologías orales relacionadas con la incorrecta producción de saliva:

  • Xerostomía: se trata de la sequedad bucal, que sucede a consecuencia de la carencia de saliva en la boca.
  • Sialorrea: es la hipersalivación o la salivación excesiva, provocada por un exceso de saliva en la cavidad bucodental.

Ambas enfermedades deben de ser tratadas y controladas por un especialista en salud oral. En nuestra clínica dental en Madrid contamos con un equipo experimentado en todo tipo de enfermedades relacionadas con la salud oral. Desde nuestro servicio de odontología conservadora nos comprometemos contigo a asegurarte una sonrisa perfecta, libre de patologías.

¿Qué son las glándulas salivales y qué tipos hay?

Como ya te hemos adelantado, las glándulas salivales se ocupan de producir saliva y corresponden a tu sistema digestivo. Las hay de varios tamaños y de diferentes tipos, lo que afecta a su función en el organismo. Los trastornos en estas glándulas afectan seriamente a la correcta producción de saliva y debe de tratarse en consecuencia.

Tipos de glándulas salivales

  • Mayores: son las glándulas salivales más grandes de la boca. Las glándulas mayores son las siguientes:
    • Parótidas.
    • Submaxilares.
    • Sublinguales.
  • Menores: se ubican por toda la boca y son de tamaño mucho más reducido que las anteriores. Las glándulas menores son las siguientes:
    • Genianas.
    • Labiales.
    • Linguales.
    • Palatinas.

¿Para qué sirven las glándulas salivales?

La función más importante de las glándulas salivales es la de producir saliva para proteger a la cavidad oral y favorecer el sistema digestivo. La cantidad de saliva apropiada al día debe de rondar los 1,5 litros diarios.

Si las glándulas salivales fallan se producirán patologías relacionadas con esta sustancia. De ahí que ante cualquier problema al respecto debas de acudir a un especialista en la materia.

Trastornos de las glándulas de la saliva

Sialorrea

La salivación excesiva se produce por un aumento notable en la producción normal de saliva. Su padecimiento suele estar relacionado con la ingesta de algunos fármacos o con patologías neurológicas.

El babeo constante es uno de los síntomas más claros de la hipersalivación. Nuestro consejo es que, ante esta situación, acudas al dentista para que pueda determinar el origen del problema y frenar sus consecuencias.

Xerostomía

Esta patología oral supone el caso completamente contrario al anterior. Se produce cuando la producción de saliva está muy por debajo de lo que consideramos como normal. A veces, esta afección se produce de manera transitoria, debido a situaciones de estrés, por ejemplo.

En el caso de que la sequedad bucal sea un problema crónico es fundamental que analicemos los motivos por los que se está produciendo. Síntomas como la sensibilidad dental o la halitosis suelen ser indicadores claros de esta afección oral.

Caries dentales

Otra de las consecuencias de los trastornos en las glándulas salivales es el aumento de caries en los dientes. La saliva ejerce una protección fundamental para las piezas dentales, manteniéndolas al margen de las infecciones provocadas por las bacterias de la boca. Si no tenemos suficiente saliva esta protección no será la más apropiada.

Además de aumentar la prevalencia de caries, la disfunción de las glándulas salivales también podría generar una mayor incidencia de patologías periodontales, como la gingivitis o la periodontitis.

Factores de riesgo en la disfunción de las glándulas salivales

  • Personas afectas del virus VIH.
  • Afectos de artritis reumatoide.
  • Consumo de algunos fármacos, como antidepresivo o antihistamínicos.
  • Afectos del síndrome de Sjögren.
  • Tratamientos contra el cáncer, como la radioterapia o la quimioterapia.

Ya te hemos explicado todo lo que debes saber sobre tus glándulas salivales. Ahora es el momento de que analices tu sonrisa y descubras si tu producción de saliva es apropiada. En el caso de que notes un exceso de salivación o una sequedad bucal notable deberías de pedir cita en Vinateros. Nuestros dentistas en Madrid se encargarán de buscar dónde se ubica el problema inicial, con el fin de poner remedio a la afección y así asegurarte unos dientes perfectos. Si aún no tienes nuestra Tarjeta Paciente solicítala y no te pierdas todas las ventajas que tendrás por confiar en nuestro equipo odontológico. La primera visita de diagnóstico es gratis en nuestra clínica dental de Madrid.

Por Dr. Pedro Ruiz el 22/22/2020
Comparte: