Infección en la encía: ¿cómo resolver este problema?

Infección en la encía

Nuestra salud bucodental siempre está expuesta a situaciones que pueden alterar su estado normal. Es importante prestar atención a cualquier cambio o sensación incómoda, sobre todo en el área gingival, que puede manifestar inflamación o infección en la encía.

En este artículo descubrirás qué son las infecciones gingivales, los problemas que pueden causar, cómo tratarlas y mucho más. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una infección en la encía?

La inflamación o infección en la encía es una alteración que los odontólogos han denominado gingivitis y es la fase inicial de enfermedades que dañan gravemente los tejidos que soportan los dientes.

El síntoma inicial que sirve de alarma ante la presencia de una infección en la encía es el sangrado gingival al cepillarse los dientes. Esta situación debe observarse con gran detenimiento y especial atención; sus causas pueden ser variadas, pero si no se trata a tiempo la gingivitis permanecerá, originando complicaciones con respecto a la infección y derivando en una periodontitis o enfermedad periodontal.

Esta complicación es conocida como piorrea y es tan peligrosa que no solo se queda en una inflamación, sino que genera una afectación profunda que daña los tejidos que soportan las piezas dentales como el hueso, el ligamento periodontal y el cemento.

¿Cuáles son las causas que originan la infección en la encía?

Las causas de la infección en las encías son:

Mala higiene bucal

La incorrecta higiene dental provoca acumulación de placa bacteriana, que puede convertirse en sarro y debilita las piezas dentales si no son removidas diariamente.

Fumar

El consumo de tabaco en cualquier presentación es sumamente dañino para la salud bucal, en especial para el cuidado gingival.

Edad avanzada

Las personas de mayor edad tienden a sufrir de boca seca o escasez de salivación, convirtiéndose en un factor de riesgo para la gingivitis.

Déficit de vitamina C

Entre los muchos beneficios que aporta la vitamina C, encontramos el aumento de las defensas que sirven de apoyo para evitar infecciones.

Implantes dentales mal colocados

Cuando las restauraciones dentales no están bien ajustadas, o los dientes están torcidos, es difícil realizar una limpieza adecuada.

Enfermedades crónicas

Enfermedades que dañan la inmunidad como la leucemia, el VIH, SIDA o los tratamientos contra el cáncer.

Consumo de algunos medicamentos

Ciertos medicamentos como la fenitoína, que se utiliza para contrarrestar las convulsiones epilépticas, y algunos que sirven como bloqueantes de los canales de calcio que se usan para el tratamiento de la angina de pecho, la presión arterial alta y otras enfermedades cardiovasculares.

Cambios hormonales

Tomamos como ejemplo los cambios que se relacionan con el embarazo, el ciclo menstrual y la utilización de píldoras anticonceptivas

Factor genético

Los factores genéticos y también algunas enfermedades como infecciones producidas por virus o por hongos.

¿Qué puede provocar una infección de encía?

La inflamación crónica de las encías se asocia a enfermedades sistémicas como:

  • Problemas respiratorios.
  • Diabetes crónica.
  • Enfermedades de las arterias coronarias.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Artritis reumatoide.

El estudio sobre Tratamientos de la Periodontitis en Estadios I – III realizado por la Federación Europea de Periodoncia en el 2018, ha determinado que las bacterias causantes de la periodontitis pueden penetrar en el torrente sanguíneo por medio del tejido de las encías y llegar a afectar notablemente al corazón, los pulmones y otros órganos del cuerpo humano.

También la conocida boca de trinchera, o gingivitis ulcerativa necrotizante, es una forma grave de gingivitis que origina úlceras y sangrado en las encías, con dolor e infecciones. Si bien la boca de trinchera hoy se ha convertido en una dolencia poco común en los países desarrollados, sí tiene mayor frecuencia en los países en desarrollo donde sus habitantes tienen mala alimentación y pésimas condiciones de vida.

¿Cómo prevenir una infección de encía?

Para evitar la infección de encías es recomendable:

Buena higiene bucal

Debes apostar por una correcta técnica de cepillado dental al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche. Es aconsejable utilizar hilo dental como mínimo una vez al día.

Consultas dentales periódicas

Recomendamos visitar al dentista o higienista dental con frecuencia periódica de, al menos, 6 a 12 meses. Si detectas que tienes factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de contraer una infección en la encía, como la boca seca, el consumo de medicamentos específicos o el tabaquismo, probablemente necesites una limpieza profesional con mayor frecuencia.

Además, realizar una radiografía dental una vez al año ayudaría en gran medida a identificar las enfermedades que no se detectan con un examen visual de los dientes y al revisar los cambios en tu salud dental.

Buenas prácticas de salud

Mantener una alimentación saludable y, si tienes diabetes, controlar el azúcar en la sangre, también son medidas importantes para la adecuada salud de las encías.

¿Cómo tratar la infección de encía?

Las infecciones gingivales son delicadas. Se debe aplicar una buena higiene bucal acompañada de limpiezas de boca o profilaxis profesionales para erradicar el sarro que se acumula en las piezas dentales.

Si la infección avanza hasta convertirse en periodontitis, no tendremos solo una infección de la encía, sino que se habrán destruido y dañado al resto de los tejidos que soportan al diente.

Esto hace que el tratamiento sea más complejo y tenga que ser dividido en cuatro fases:

Fase 1

Modificación en la rutina de higiene bucodental del paciente para que adquiera unos correctos hábitos de higiene bucal.

Fase 2

Se aplica anestesia local para eliminar las bacterias patógenas adheridas sobre las raíces de los dientes, con el apoyo de unos instrumentos llamados curetas. Este procedimiento se conoce como raspado y alisado radicular. También se utilizan, en ocasiones, los antibióticos específicos como apoyo.

Para lograrlo se le efectúa al paciente un estudio microbiológico para determinar cuáles son exactamente las bacterias patógenas que posee su flora.

Fase 3

Si el caso está más avanzado, se procederá a realizar microcirugías periodontales para erradicar las bolsas profundas y tener las condiciones correctas para mejorar la higiene.

Fase 4

Si se han registrado pérdidas óseas importantes, debemos realizar una cuarta fase que consiste en un tratamiento periodontal regenerativo. Se procede con injertos óseos para mejorar el pronóstico final de los dientes más afectados.

Elimina  la infección en las encías con la Clínica Dental Vinateros

La Clínica Dental en Madrid es tu mejor aliado para eliminar la infección de encías, y evitar enfermedades periodontales que ponen en riesgo tus piezas dentales.

Ponemos a tu disposición la capacidad, la atención y los servicios de un gran equipo de profesionales dentales para ofrecerte el más completo servicio odontológico con tecnología de vanguardia: tu tranquilidad y seguridad es la nuestra.

¡Contáctanos y aprovecha tu primera cita gratuita! Te invitamos a que formes parte de la familia Vinateros y disfrutes de increíbles ventajas en todos nuestros tratamientos. Te esperamos.

Por Dra. Sara Gil el 24/24/2022
Comparte:

Deja una respuesta