Mal aliento: causas y soluciones

mal aliento

La halitosis o mal aliento es un problema que afecta a un porcentaje alto de la población. En muchos casos se trata de algo puntual, sin embargo hay personas que lo sufren continuamente. La halitosis puede convertirse en un problema social, el cual afecta a las relaciones interpersonales.

El mal aliento se asocia frecuentemente a una mala higiene bucal o a enfermedades de la cavidad oral. Pero también puede indicar enfermedades sistémicas severas que necesitan un diagnóstico y tratamiento específico. Si sufres esta afección, en Vinateros te ayudamos e a solucionarlo para que no te interfiera en tu día a día.

 ¿Cuál es el origen del mal aliento?

En función de su origen, podemos diferenciar dos tipos de halitosis: la oral y la extraoral.

La halitosis o mal aliento oral proviene de la propia cavidad oral y se debe principalmente a la acumulación de  placa bacteriana en la lengua. Aunque también puede estar causada por otras situaciones como: problemas periodontales, caries dentales, hábito de fumar, entre otras. Este tipo de halitosis corresponde al 90% de casos.

Cuando la halitosis se origina fuera de la cavidad oral, se denomina Halitosis extraoral. Se debe principalmente a trastornos sistémicos, del tracto respiratorio superior/inferior, del sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales. Y ésta corresponde al 10% de los casos.

Mal aliento causas

El mal aliento se atribuye a diversas causas:

  • Mala higiene bucal (cepillado incorrecto o limpieza con hilo dental inadecuada)
  • Enfermedad de las encías
  • Ingesta de ciertos alimentos, como cebolla o ajo
  • Tabaco y alcohol
  • Sequedad bucal (provocada por medicamentos, trastornos clínicos y por disminución del flujo salival durante el sueño, de allí el término “aliento matinal”)
  • Enfermedades sistémicas como cáncer, diabetes, hígado y trastornos hepáticos

¿Cómo curar el mal aliento?

En función de la causa de la halitosis, la solución puede ser una u otra. Cuando el problema es de origen bucal, entre las opciones se encuentra realizar un procedimiento periodontal que elimine el sarro, un tratamiento para la necrosis pulpar o llevar a cabo técnicas de higiene para limpiar el dorso de la lengua una vez al día.

El primer paso para el tratamiento es un diagnóstico correcto. En Vinateros, el primer paso que llevaremos a cabo cuando llegues a nuestra clínica será un diagnóstico exhaustivo, para identificar el origen del problema, y así que el tratamiento tenga el mayor éxito posible.

[Total:0    Promedio:0/5]
Por Dra. Sara Gil el 07/7/2019
Comparte:

Deja un comentario