Máscara facial en ortodoncia

máscara facial

Algunos pacientes presentan complicaciones en el desarrollo facial óseo, es decir, en su maxilar y mandíbula. Frente a estos casos complejos de maloclusión, el ortodoncista puede optar por la herramienta de la máscara facial con el objetivo de corregir cualquier patología bucodental. Hoy, desde la Clínica Dental Vinateros, os contamos todos los detalles.

¿Qué es una máscara facial en ortodoncia?

La máscara facial es un aparato utilizado en ortodoncia que tiene como finalidad corregir la relación entre el maxilar y la mandíbula. Esta herramienta es extraoral, es decir, se coloca por fuera de la boca y se apoya en la barbilla y en la frente del paciente a la vez.

Esta máscara facial ejerce una fuerza para la rotación y la correcta colocación mandibular. Para su completo funcionamiento, el ortodoncista también deberá colocar al niño un expansor o disyuntor intraoral en el maxilar que, con ayuda de unas gomas elásticas, se une a la máscara. 

La máscara facial debe emplearse durante el periodo en el que el paciente permanezca en casa, se recomienda unas 14 horas diarias. 

¿Qué función tiene la máscara facial?

Entre sus funciones principales destacamos:

  • Avanzar el maxilar superior: Se desplaza el maxilar hacia delante, pero sin afectar al crecimiento mandibular.
  • Modificar la inclinación de la tracción.
  • Aumentar la amplitud de la arcada. 

Con el uso de la máscara facial se logran obtener cambios en la estructura ósea muy importantes que mejorar la funcionalidad en la boca del paciente. Si se emplea adecuadamente, la máscara facial se convierte en una herramienta muy efectiva para tratar la maloclusión de clase III. 

Fases del tratamiento de la máscara facial

Aunque cada caso es único, el objetivo principal es prevenir futuras complicaciones en la boca del paciente, por lo que el tratamiento se divide en varias fases.

EXPANSIÓN

Esta fase se realiza a través del disyuntor o expansor intraoral del paladar.

PROTRACCIÓN

Esta fase se realiza gracias a la máscara facial. En esta etapa el especialista prestará atención al desarrollo óseo del paciente para establecer las pautas necesarias y conseguir el éxito del tratamiento. 

RETENCIÓN

Una vez conseguidos los puntos básicos con la máscara facial y el expansor, es cuando comienza la fase de retención, donde los resultados deben mantenerse en el tiempo. 

¿Cuándo se recomienda utilizar una máscara facial?

Este tratamiento se recomienda en casos de maloclusión de clase II, es decir, en aquella clase de mordida en la arcada inferior está adelantado con respecto a la superior. La mandíbula en estos pacientes presenta un crecimiento excesivo con respecto al maxilar. 

Como cualquier otra maloclusión, se recomienda aplicar un tratamiento para corregir la mordida cuando antes. Es por eso que la máscara facial en ortodoncia se suele aplicar en pacientes de entre 6 y 8 años. En ellos, todavía están erupcionando los incisivos y los primeros molares superiores.

Gracias a este tratamiento se corrige cualquier tipo de intervención más compleja en el futuro, como puede ser una cirugía ortognática.

La máscara facial puede ser una gran solución para la sonrisa de los más pequeños. Antes cualquier signo de maloclusión, no dudes en acudir al dentista para que pueda evaluar tu caso y aplicar un tratamiento, en caso de que fuese necesario, lo antes posible. En la clínica dental Vinateros contamos con un equipo de profesionales multidisciplinar que se encargará de estudiar al detalle el caso de tu hijo/a para aplicar la mejor técnica. Contamos con las herramientas y la tecnología de vanguardia que nos permite llevar a cabo cualquier tratamiento con éxito. ¡Pide cita!

Por Dra. Sara Gil el 05/5/2022
Comparte:

Deja una respuesta