Mucocele: ¿Qué es y cómo se cura?

Mucocele ¿qué es y cómo se cura?

El mucocele es una afección bastante frecuente, sin embargo una gran parte de la población no conoce lo que es. En la clínica dental Vinateros queremos que adquieras todo el conocimiento necesario acerca de tu salud bucal y cómo cuidarla correctamente.

Por ello en este post hablaremos sobre el mucocele, qué es y cuáles son las causas de su aparición. También conoceremos cuáles son los procedimientos a seguir para su eliminación y te ayudaremos a diferenciar el mucocele de otros tipos de afecciones que pueden tener gran parecido.

¿Preparado? ¡Vamos a ello!

 

¿Qué es el mucocele y dónde se encuentra?

¿Has notado que tienes una especie de inflamación en el labio interno o debajo de la lengua? Si la respuesta es que sí, probablemente sea un mucocele. También es conocido como quiste bucal o quiste mucoso bucal, una especie de burbuja rellena de líquido.

Muchos creerán que el mucocele es lo mismo que una llaga o afta, pero no es así. El mucocele puede variar en tamaño y no es doloroso ni representa un peligro para la salud bucal. Sin embargo, puede producir una sensación de incomodidad o molestia, por la sensación que genera en la cavidad bucal.

Por lo general, estos quistes suelen aparecer en la parte interna del labio inferior aunque también puede afectar al labio superior. No obstante también es común su aparición en el interior de las mejillas, debajo de la lengua o en el paladar.

Hay quistes que aparecen en la parte inferior de la boca llamados ránulas y otros en las encías llamados épulis. Por lo general suelen ser transparentes o con un tono medio azulado y un líquido interno translúcido.

Para que un especialista de la salud bucal determine que se trata de un mucocele no requiere de un diagnóstico muy profundo. Con una simple revisión, un dentista puede determinar si se trata de ello. ¿No es genial?

¿Cuáles son las causas del mucocele?

Ya sabemos lo que son los quistes bucales y que son inofensivos para la salud, pero ¿por qué aparecen? Una de las causas que provocan la aparición del mucocele son las contusiones o mordidas en la parte interna de la boca.

Cuando esto ocurre, los vasos sanguíneos de las glándulas salivales sufren una rotura, provocando que se pierda gran parte de la saliva. Por ello, los planos epiteliales sufren una acumulación de líquido que se traduce como un quiste.

Otros especialistas aseguran que succionar la piel o tejido de la parte interna de labios y mejillas provoca mucocele. Aunque estas son algunas de las causas de la aparición de mucoceles, es posible que algunos de ellos broten de forma aleatoria y sin antecedentes.

Es posible que las bolsas incrementen su tamaño de forma rápida desde el momento de su aparición; de igual forma es posible que su tamaño disminuya de la misma manera en la que aumentó.

Tipos de mucocele que existen

Existen distintos tipos de mucoceles que pueden presentarse en los pacientes según sus características. Suelen clasificarse según su origen y existen dos clasificaciones de mucoceles de las glándulas salivales: Por extravasación y por retención.

1.   Mucocele por extravasación

Este tipo de mucocele representa el mayor porcentaje de apariciones, casi todos los pacientes con quistes los adquieren por extravasación. Este tipo es tan común porque aparecen como producto de mordeduras, golpes, roce con la ortodoncia u otro tipo de daños comunes.

Este tipo de quistes afecta en mayor medida a niños y personas jóvenes, aunque es posible su aparición en cualquier edad. Estos traumatismos provocan que se rompa el conducto excretor de la glándula salival, liberando mucosa. Esta mucosa liberada por el conducto roto se desplaza al tejido blando de alrededor siendo retenido y formando una burbuja.

2.   Mucocele por retención

Este caso de lesiones es el que aparece con menor frecuencia y suele verse en paciente de edades más avanzadas. De hecho, lo normal es que este tipo de quistes aparecen en personas con edades por encima de 40 años.

Por lo general, el mucocele de este tipo es resultado de una obstrucción del conducto que secreta la saliva. Esta obstrucción puede ser producida por un litio (una especie de cálculo) o por una mucosidad excesivamente espesa.

¿Cómo se cura un mucocele?

Al ser una lesión tan simple e inofensiva, por lo general no requiere de ningún tipo de tratamiento. Para curar estos quistes solo es necesario esperar un poco y tener paciencia, el mismo desaparecerá de forma gradual y espontánea.

En algunos casos es posible que la burbuja llegue a romperse a causa del mismo movimiento de la boca. Si esto ocurre es posible que la lesión no vuelva a aparecer o que aparezca nuevamente y al tiempo vuelva a desaparecer. Sin embargo, existe una pequeña cantidad de quistes de retención que persisten y no desaparecen de manera espontánea. Por este motivo, desde la clínica Vinateros te recomendamos mantener un cuidado bucal minucioso hasta que desaparezca la lesión por completo.

Sin embargo, existe una pequeña cantidad de quistes de retención que persisten y no desaparecen de manera espontánea. En estos casos en los que no desaparece la lesión, un especialista profesional debe aplicar algún otro tratamiento para eliminarla. Hay odontólogos que recurren a una aguja esterilizada para perforar la superficie de la burbuja y drenar el líquido. Después de este tratamiento el mucocele debería desaparecer en unos pocos días.

Te recomendamos que nunca intentéis perforar o drenar estos quistes por cuenta propia, ya que podría infectarse y causar problemas más graves. Es mejor acudir a un dentista o un especialista de la salud bucal para evitar empeorar la situación.

¿Se puede eliminar con cirugía?

La respuesta es que sí existen procedimientos quirúrgicos utilizados para eliminar estas lesiones aunque no es muy común utilizarlos. Como ya hemos mencionado, solo un pequeño porcentaje de casos requieren de la aplicación de cirugía.

Lo más común es que se aplique una remoción quirúrgica bastante simple o en algunos casos se recurre al láser. Las intervenciones para solventar estos problemas no son invasivas y los riesgos son mínimos.

La cirugía en estos casos puede llegar a requerir la extirpación de la glándula salival responsable del mucocele.

¿Cómo se puede prevenir el mucocele?

La verdad es que es un poco complicado prevenir estos quistes, ya que son producidos por lesiones o de forma espontánea. Una de las recomendaciones que pueden evitar su aparición es no succionar el tejido interno de las mejillas y labios.

Otra recomendación es tener cuidado de no golpear ni morder la parte interna de la boca. Siempre viene bien mantener una buena salud bucal y evitar malos hábitos.

A pesar de ser una afección que puede aparecer en cualquier persona, en realidad no es muy común que ocurra. Sin embargo, aunque aparezca, ya sabes que por lo general desaparecerá gradualmente sin que tengas que aplicar ningún tratamiento.

Es importante que te realices una revisión anualmente para evitar cualquier patología bucal. Si llegas a presentar una lesión que no desaparece o te causa dolor o incomodidad, ¡acude a un especialista! Si deseas hablar de forma directa con un especialista en salud bucal,  contacta con  nosotros.

¡Haremos todo lo posible para solucionar tu problema de manera eficaz, rápida y sencilla!

Por Dra. Sara Gil el 01/1/2021
Comparte: