Papilas gustativas: Función y alteraciones

Papilas gustativas: función y alteraciones

Desde la clínica dental Vinateros queremos que conozcas qué son las papilas gustativas, su función y algunas de sus alteraciones. Muchas veces las personas piensan que la salud bucal solo depende de cepillarse bien los dientes y por ello descuidan otros aspectos.

Las papilas gustativas son un órgano importante que se encuentra dentro de nuestra boca y que también debemos de cuidar. Existen, incluso, enfermedades que pueden desencadenarse desde las papilas gustativas sin darnos cuenta por no llevar un correcto cuidado.

En este post podrás descubrir muchas cosas que quizá ignorabas sobre las papilas gustativas y aprenderás más sobre el cuidado bucal. ¡No olvides que como especialistas te mostraremos un material cualificado que te será muy beneficioso!

La función de las papilas gustativas

Empecemos por comprender qué papel juegan las papilas gustativas en nuestro organismo y boca. Las papilas gustativas son órganos ubicados en la superficie de la lengua y con ellas podemos percibir los diferentes sabores.

Estos órganos son de tipo sensorial y están formados por células receptoras conocidas con el nombre de botones gustativos. A su vez, los botones gustativos cuentan con unas vellosidades que se encargan de enviar el estímulo recibido al cerebro.

Estas vellosidades son llamadas cilios y son los que descifran la información de los sabores de los alimentos. Los seres humanos contamos aproximadamente con 10.000 papilas gustativas, las cuales se regeneran constantemente.

Algo interesante es que se suele creer que las papilas gustativas solo se ubican en la legua. Las papilas gustativas también se encuentran distribuidas en el paladar blando, y junto con las de la lengua perciben los diferentes sabores.

Pero las señales químicas de los sabores no son interpretadas totalmente por las papilas, sino también por el olfato. Otra función de las papilas es percibir la textura, el tamaño y la forma de los alimentos.

Se estima que cada papila se encarga de llevar una señal química distinta a sus otras compañeras. Sin embargo, se ha descubierto que hay cierta uniformidad en la manera en que perciben los estímulos.

A pesar de que las papilas gustativas se regeneran periódicamente hay hábitos que pueden ocasionarles daños y evitar su regeneración.

Clasificación de las papilas gustativas

Estos órganos no son completamente uniformes y, por lo tanto, tienen funciones ligeramente distintas entre ellas. Si nos damos cuenta, la superficie de nuestra lengua es bastante irregular, lo que confirma este principio.

Las podemos clasificar según su forma:

●     Papilas fungiformes: Como lo indica su nombre, tienen forma de hongo y solemos tenerla en mayores cantidades en la juventud. Están ubicadas en la punta de la lengua y su función es percibir sabores dulces.

●     Papilas filiformes: Su forma característica es cónica y reciben sabores ácidos y salados. También procesan estímulos térmicos y táctil, se desarrollan en periodos de persona adulta.

●     Papilas foliadas: Este tipo de papilas tienen un desarrollo menor que el resto de ellas. Se encuentran ubicadas en los laterales de la lengua y procesan los sabores salados.

●     Papilas circunvaladas o caliciformes: Estas tienen la función de percibir sabores amargos y se ubican en la parte posterior de la lengua. Se encuentran casi llegando a la garganta y reposan sobre una concavidad parecida a un cáliz, de la cual toma su nombre.

Alteraciones de las papilas

Como cualquier órgano del cuerpo, las papilas gustativas pueden llegar a ser afectadas y presentar alteraciones. De hecho, las papilas gustativas pueden llegar a ser un órgano bastante delicado y susceptible a los agentes externos.

A continuación te mostraremos las afecciones que pueden alterar el correcto funcionamiento de las papilas gustativas:

–       Papilitis lingual

Esta es una afección que consiste en la inflamación de las papilas gustativas generando molestia y ardor. No se conoce exactamente por qué ocurre esta inflamación de las papilas, pero probablemente la causan algunas sustancias. También es probable que sea producto del estrés, comidas muy picantes o calientes, incluso por irritaciones alérgicas.

–       Presencia de toxinas en la lengua

Esto está directamente relacionado con el consumo del tabaco, que tiene un efecto negativo sobre las papilas gustativas. Estas toxinas provocan que la sensibilidad de las papilas gustativas se vea mermada y por consiguiente, el sentido del gusto.

Este fenómeno también afecta a la regeneración de las papilas impidiendo que estas puedan hacerlo, y disminuyendo la cantidad de ellas.

–       Ingesta de alimentos ácidos o picantes

Como en todo nuestro organismo, la dieta puede ser un medio para mejorarlo o estropearlo. Consumir alimentos muy ácidos, picantes o con exceso de especias, es negativo para nuestras papilas gustativas ocasionando malestar temporal.

Es posible que las papilas se irriten o se inflamen con este tipo de alimentos, condición que puede ser pasajera. Sin embargo, si estos hábitos se toman de costumbre, las consecuencias podrían ser irreversibles y muy perjudiciales para nuestra salud bucal.

–       Pequeñas heridas en la superficie lingual

Otro factor que puede afectar negativamente el proceso natural que cumplen las papilas son las heridas en la lengua ¿quién de nosotros nunca se ha mordido la lengua accidentalmente? Aunque no es nada grave, puede provocar inflamación en las papilas.

También es posible que aparezca algún tipo de ampolla, resultado del roce involuntario con los dientes o con la ortodoncia. Los problemas generados por estos factores pueden ser pasajeros, pero no dejan de ser negativos para estos órganos tan delicados.

–       Fuertes cambios hormonales

Las hormonas y sus desórdenes también pueden provocar anomalías en las papilas. Por ejemplo, el desorden hormonal producido en las mujeres a causa del período menstrual puede ocasionar hinchazón en las papilas.

De la misma forma, el embarazo puede ser un factor de mucha influencia en estos órganos. A causa de esto las mujeres son más propensas a ser afectadas por inflamación de las papilas gustativas.

–       Sistema inmunitario debilitado

El sistema inmune es de vital importancia para evitar afecciones en nuestro organismo. Si nuestro sistema inmune se encuentra débil, somos más propensos a enfermarnos o a ser afectados por algún factor externo. Las papilas no escapan de esta consecuencia.

El estrés puede ser responsable de debilitar el sistema inmune y a la vez provocar desórdenes en las papilas gustativas. Por ello es importante mantener los niveles de estrés bajo control.

–       Procesos infecciosos de la lengua

Es bastante evidente decir que las infecciones en nuestra lengua afecta a las papilas gustativas provocando hinchazón. Cualquier tipo de proceso infeccioso en la lengua afectará el funcionamiento de las papilas.

Por ejemplo, la candidiasis oral que es producida por un hongo de nombre Candida albicans, y suele venir acompañada de inflamación. En el caso de cualquier malestar persistente en la lengua es de vital importancia visitar a un dentista.

¿Cómo cuidar tus papilas gustativas?

Como hemos visto, las papilas son un órgano bastante importante pero también muy sensible. Por este motivo en la clínica dental Vinateros, queremos ayudarte para que realices su correcto cuidado dándote los mejores consejos:

  1. Evita el consumo excesivo de alcohol y el tabaco, ya que estos afectan el proceso de renovación de las papilas.
  2. Para evitar inflamación trata de no consumir alimentos demasiado calientes y evita comer picante regularmente.
  3. En tu rutina de cepillado recuerda limpiar con suavidad la superficie de la lengua y utiliza enjuague bucal. También te recomendamos que te realices una revisión periódica con un dentista.

Si quieres conocer más de cerca las acciones para mantener la salud de tus papilas gustativas contacta con nuestro equipo de profesionales.

¡Estaremos encantados de atenderte!

Por Dra. Sara Gil el 01/1/2021
Comparte: