Piercing en la lengua y salud dental

lengua - Piercing en la lengua y salud dental

Si estás pensando en ponerte un piercing en la lengua debes de tener muy claro que, además de las implicaciones estéticas, el “pendiente” en la lengua puede provocar serios problemas en la salud dental. Un cuerpo extraño y metálico que se coloca en el interior de la cavidad oral supone serios riesgos para la salud bucodental.

Desde la Clínica Dental Vinateros desaconsejamos completamente la colocación del piercing en la lengua o en otras zonas de la boca, como los labios, las encías o las mejillas. Pero si pese a nuestras recomendaciones, decides colocarte uno de estos pendientes orales, es importante que comprendas las implicaciones que tienen para la salud. También te vamos a contar los cuidados que debes extremar para que tu sonrisa sea siempre saludable.

Consecuencias del piercing en la lengua

Normalmente aquellos que se ponen un piercing en la lengua lo hacen por estética o por seguir algunas modas actuales. Además de los pendientes en esta zona, la cavidad oral se ha convertido en el lugar favorito de muchas personas para colocarse elementos metálicos. Los labios, las mejillas e, incluso, las encías son las más habituales.

Un piercing oral puede dañar considerablemente la salud dental, posibilitando incluso la pérdida de dientes y el debilitamiento de las piezas dentales. Antes de colocarte uno de estos pendientes debes conocer todos los riesgos que esto supone. Si decides seguir adelante con la aventura te recomendamos que visites al dentista para que lleve un control exhaustivo de todo el proceso.

Las consecuencias del piercing en la lengua son variadas. Tenemos que dividir entre los problemas que pueden surgir durante su colocación y los que aparecen con posterioridad.

Complicaciones primarias del pendiente en la lengua

  • Dolor: el dolor durante la realización del agujero en la lengua para colocar el piercing es una de las consecuencias más comunes. No obstante, no es la más grave. Si vas a hacerte un pendiente oral ya sabes que tendrás que sufrir un poco.
  • Hinchazón: la inflación de la lengua es otra de las complicaciones más comunes. Suele aparecer pocas horas después de la colocación del piercing y es posible que dure varias semanas. En algunos casos, los ganglios que rodean la zona también se hinchan.
  • Nervios: en la lengua hay bastantes nervios y ponerse en pendiente implica un alto riesgo a tocar alguno de ellos. Esto puede provocar la pérdida del sentido del gusto o la dificultad de movilidad de la zona.
  • Bacterimia: la infección oral tras colocar un piercing en la lengua afecta a un alto porcentaje de las personas que se agujerean la zona. Si aparece fiebre es muy probable que estemos ante una bacterimia. Se trata de una infección que llega a la sangre, pudiendo ser muy peligrosa. En este caso, visitar al médico cuanto antes es primordial.
  • Alergias: el piercing está compuesto por diferentes metales. Esto posibilita que existan ciertas reacciones alérgicas. Normalmente el níquel es el metal que más complicaciones genera. En la medida de lo posible exige un pendiente antialérgico, de máxima calidad.

Complicaciones a largo plazo del piercing oral

  • Traumatismos dentales: ten en cuenta que, si llevas un piercing en la lengua, el objeto metálico chocará constantemente con los dientes. Esto permite que aumente el riesgo a sufrir todo tipo de traumatismos dentales. Las fisuras o roturas de dientes son muy comunes entre quienes llevan pendientes orales.
  • Desgaste de dientes: el roce del metal contra los dientes también puede provocar un desgaste continuado de los dientes. Esto pude provocar una mayor sensibilidad dental.
  • Enfermedad de las encías: la acumulación de bacterias en la zona del piercing facilita las cosas para la aparición de una enfermedad periodontal. Las encías inflamadas, sangrantes o enrojecidas son la primera consecuencia. Si esta patología, conocida como gingivitis, no se trata de inmediato puede dar pie a la periodontitis o piorrea. Visita tu clínica dental de confianza ante cualquier signo de enfermedad de las encías.
  • Halitosis: el mal aliento, en muchos casos, está provocado por la presencia de placa bacteriana en la boca. El pendiente en la lengua permite que las bacterias se acumulen en la zona con mayor facilidad.
  • Complicaciones al hablar: el piercing en la lengua actúa como frenillo. Esto complica la pronunciación de algunas letras, como las siguientes: R, T, L o S.
  • Maloclusión: el piercing en esta zona puede alterar la correcta mordida. La lengua tendrá un cuerpo extraño, que hace que el equilibrio normal se trastoque.
  • Infecciones orales: en la cavidad bucodental las bacterias campan a sus anchas. Al tener un elemento metálico pegado a la lengua es posible que encuentren un lugar en el que alojarse con comodidad. Si a esto sumamos un cepillado de dientes deficiente es posible que se generen infecciones bucodentales más o menos graves. La infección oral puede pasar al resto del cuerpo a través de la sangre. Por este motivo hay que extremar todas las precauciones.
  • Ingestión del pendiente: por último, el riesgo a tragarte el piercing que llevas en la boca es elevado.

Consejos para evitar riesgos ante un piercing en la lengua

Si, pese a todo lo que te hemos contado, sigues queriendo agujerear tu lengua y colocarte un pendiente en ella te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

  • Visita a tu dentista: en la Clínica Dental Vinateros apostamos por la odontología conservadora. Esto significa que trabajamos en pro de la prevención. Para ello es importante que visites a tu odontólogo antes y después de ponerte el piercing en la lengua. Así tendrás toda la información necesaria sobre las implicaciones a las que has sometido a tu salud oral. Además, si ha habido alguna complicación, el dentista podrá detectarla y realizarte las recomendaciones oportunas.
  • Higiene dental profesional: si la limpieza dental profesional está recomendada para todas las personas, en el caso de los portadores de pendientes orales es más importante si cabe. El higienista dental eliminará con eficacia las bacterias pegadas en toda la cavidad bucodental. Así evitamos la formación de infecciones y otras complicaciones.
  • Limpieza bucodental: extrema las rutinas de limpieza bucodental. No te olvides de incluir el uso de cepillos interproximales, seda dental y enjuagues bucales antisépticos.
  • Alimentación: evita el consumo de alimentos irritantes, como los ácidos o productos picantes. El tabaco también está contraindicado si llevas un piercing en la lengua.
  • Tocar el pendiente: para evitar que se produzcan infecciones bacterianas es recomendable que no toquetees demasiado el piercing. Si necesitas ajustarlo o sacarlo recuerda lavarte las manos previamente.

Si vas a hacerte un piercing en la lengua y quieres conocer de primera mano lo que esto supone para tu salud dental puedes programar una cita en la Clínica Dental Vinateros. Pide tu cita online con nuestros dentistas. ¡Recuerda que la primera consulta es gratis!

Por Dra. Sara Gil el 06/6/2019
Comparte:

Deja un comentario