Pulpitis reversible: ¿cómo detectarla y eliminarla?

Pulpitis reversible: ¿cómo detectarla y eliminarla? - Clínica Dental Vinateros

¿Alguna vez has sentido un dolor punzante en un diente? Esta hipersensibilidad suele percibirse frente a cualquier componente externo, sobre todo de origen bacteriano, y puede dañar considerablemente tu pulpa dental. Como consecuencia, el tejido pulpar reacciona con una especie de alarma y acaba desencadenando un estado inflamatorio que se denomina pulpitis. Esta se clasifica en pulpitis reversible e irreversible y la diferencia entre ambas es que una tiene cura y la otra no.

Si deseas saber más acerca de la pulpitis reversible, ¡acompáñanos en el siguiente post!

¿Qué es la pulpa dental?

Bajo los términos odontológicos, la pulpa dental se define como el tejido blando que se ubica dentro de las piezas dentales de las personas. Es parte esencial de nuestra anatomía bucodental y su aspecto varía dependiendo de la pieza seleccionada.

La pulpa contiene el tejido conectivo, los vasos sanguíneos e, incluso, los nervios. Además, aporta aquellos nutrientes que nuestros dientes necesitan para mantener vitalidad.

Suele llamarse el «corazón del diente», ya que por medio de ella se conecta con nuestro organismo. Contiene un tejido blanco y suave que se recubre de varias capas, como la dentina y el esmalte, que la protege ante factores dañinos.

Se ubica en el interior de las piezas dentales y parte desde las raíces hasta la corona de las mismas.

¿Qué es la pulpitis reversible?

Al referirnos a la terminología de las palabras que terminan en «itis», comunicamos la existencia de una inflamación, en este caso, sobre el tejido pulpar o la pulpa dental. Esta daña nuestras encías, puesto que las piezas dentales que sufren patologías relacionadas con las caries causan dicha inflamación. También puede deberse a algún traumatismo fuerte o a agentes extraños o bacterianos, generando dolor e incomodidad en el área afectada.

La pulpitis reversible acaba inflamando la pulpa tras la presencia de factores irritantes externos, aunque si se diagnostica a tiempo mediante técnicas conservadoras de vitalidad pulpar puede recuperarse. Si no es así, cabe la posibilidad de que se acentúe y se transforme en pulpitis irreversible.

¿Cuáles son las causas de la pulpitis reversible?

Los principales agentes que tienen que ver con la aparición de esta variación pulpar suelen ser las bacterias. Los componentes que desencadenan esta anomalía son:

  • Poca profundidad en las caries.
  • Exposición dental debido al desgaste de la pieza o fractura.
  • Tallados protésicos.
  • Casos de devastación dental.
  • Hacer maniobras iatrogénicas.
  • Altas restauraciones dentales con contactos prematuros.

¿Cómo se detecta la pulpitis?

Esta situación anormal genera una inflamación importante en el área de las encías. El proceso se identifica de dos formas clínicas, de manera asintomática y sintomática, percibiendo señales como:

  • Fuertes dolores agudos en la zona afectada.
  • Notable sensibilidad a la hora de utilizar estímulos diversos como calor, frío, azúcar e incluso cualquier roce.
  • Se percibe una implantación alimentaria dentro de la cavidad cariosa.

La inflamación gingival puede, en ciertas ocasiones, provocar confusión cuando el dolor o la molestia aparece o se agrava, dificultando encontrar la pieza dental afectada. A causa de la hinchazón, se puede confundir tanto en los arcos del maxilar como en los del mandibular.

Si esta anomalía no se identifica a tiempo, puede desencadenar en una necrosis pulpar, representando la muerte definitiva del nervio.

¿En qué consiste la necrosis pulpar?

Si la pulpitis no se atiende, puede dar lugar, en el peor de los casos, a una necrosis pulpar; la pulpa sufre un deceso definitivo y pierde la  sensación de frío y de calor, ya que se encuentra muerta.

Si responde al estímulo tras realizar la percusión, ya que la infección genera sensibilidad ante la presión ocasionando molestia y dolor, podría hacerse una división total o parcial en función del grado de afección pulpar.

¿Qué síntomas presenta la pulpitis reversible?

Al presentar esta anomalía, el paciente puede ir de menos a más, es decir, puede pasar de no sentir nada a sentir de repente mucho dolor.

A continuación, destacamos los signos más frecuentes para detectar la pulpitis reversible:

Inflamación de los dientes

Las encías suelen sufrir un proceso de inflamación por diversas causas, podría ser por algún traumatismo o la presencia de varios agentes bacterianos que originan la inflamación e infección en toda la zona.

Sensibilidad ante el frío o calor

Es común que cuando la persona con pulpitis bebe agua o come helado presente una gran sensibilidad muy incómoda en la zona afectada.

Sensibilidad a la percusión

Se manifiesta con dolor a la hora de tocar el área inflamada.

Rubor

Esta situación se presenta mediante la vasodilatación que existe en la pulpa.

Tumefacción

Esto sucede por la concentración de líquidos, conocida como edema, causando la tumefacción de la zona.

¿Qué tratamiento se recomienda en la pulpitis reversible?

La pulpitis reversible puede tratarse y curarse con gran facilidad si se cumple el tratamiento indicado, pero, sobre todo, actuando con gran rapidez.

El tratamiento para la pulpitis reversible se realiza de la siguiente manera:

1.   Erradicación de la caries

En esta primera fase puede encontrarse el origen de la afección.

2.   Desinfección de la cavidad

Lo siguiente es realizar un protocolo de desinfección en la cavidad bucodental por medio de fármacos, mejorando y disminuyendo todo el proceso inflamatorio.

3.   Acudir a las citas programadas con el odontólogo

Después de remover los componentes, esta afección debería desaparecer por sí misma al cabo de un mes. Durante este tiempo es fundamental asistir a las citas programadas por tu odontólogo.

Si no se aplica un tratamiento correcto a la pulpitis, puede acentuarse y convertir el estado inflamatorio en una pulpitis irreversible.

¿Cómo puede perjudicarnos la pulpitis reversible?

Cuando se padece un proceso infeccioso y no se trata a tiempo, a largo plazo pueden aparecer problemas más severos para la salud bucal y originar ciertas complicaciones. Podemos señalar entre las más frecuentes la periodontitis apical, el absceso periapical y, en ciertos casos, también la osteomielitis mandibular.

La base para afrontar cualquier patología será siempre la detección y la prevención.

¿Cómo diagnosticamos la pulpitis reversible?

Algunos de los métodos para diagnosticar la pulpitis reversible son:

Pruebas térmicas

Se aplican para encontrar la pieza dental dañada, ayudando de esta manera a tener más precisión a la hora de trabajar el área bucal.

Pruebas eléctricas

Son utilizadas para estudiar el área aplicando corriente a la pieza de control.

Obtención de datos con relación al paciente

Se le consulta al paciente sobre el tiempo y la duración de la molestia, cuál es su sensación en el momento de consumir alimentos o bebidas frías, si el dolor es muy intenso tras la percusión, etc. De esa forma se realiza un diagnóstico certero y efectivo de la anomalía.

Trata la pulpitis reversible en la Clínica Dental Vinateros

La mejor prevención ante situaciones molestas es que tu salud bucodental se encuentre en manos de grandes expertos profesionales, que garanticen la seguridad y calidad que mereces y estás buscando.

En la Clínica Dental Vinateros en Madrid, contamos con el mejor equipo de especialistas dentales que trabajan para el mantenimiento de tu salud oral de manera óptima.

¡La pulpitis reversible es fácil de derrotar! Esta y cualquier otra anomalía oral dejará de ser un problema para ti.

Visítanos y disfruta de tu primera visita gratuita. Te esperamos.

Por Dra. Sara Gil el 28/28/2022
Comparte:

Deja una respuesta