¿Qué es la pulpitis y cómo evitarla?

pulpitis

La pulpitis es una patología oral que se desarrolla a nivel de la pulpa dental. Por norma general, son las caries en los dientes las encargadas de crear este tipo de procesos infecciosos, aunque existen factores de riesgo que intervienen en el proceso y debes de conocer para prevenir la afección. Desde la Clínica Dental Vinateros te vamos a dar las claves más importantes para que sepas cómo evitar este tipo de infecciones en la boca.

Algo muy importante es que conozcas bien cómo es la estructura dental y entiendas dónde se encuentra la pulpa dentaria. Por ello, desde nuestra clínica dental en Madrid, vamos a hablarte de la pulpitis y de los motivos por los que se produce la enfermedad.

Anatomía de un diente

Antes de hablarte de la pulpitis debes de conocer el lugar en el que se ubica la pulpa dental, ya que es ahí donde se produce la infección. Los dientes tienen una parte que es visible y otra que no es posible ver con normalidad, pero es igual de importante.

Dentro de la corona es el lugar en el que se ubica la pulpa dentinaria, que es posible que conozcas como nervio dental.

El diente, a nivel interno tiene las siguientes partes, ordenadas de fuera hacia dentro:

  • Esmalte dental: es la capa más externa del diente, que se encarga de proteger al resto de los patógenos que puedan provocar infecciones.
  • Dentina: se encarga de mitigar la sensibilidad dentinaria. En la dentina están los famosos túbulos dentinarios, que la conectan con la pulpa.
  • Pulpa dental: localizada en el interior de la cámara pulpar, protegida por la dentina y el esmalte. Aquí se ubican los nervios que hacen que notemos sensaciones en los dientes.
  • Cemento radicular: recubre la raíz del diente y es uno de los tejidos periodontales.

La pulpa dental tiene un objetivo claro: básicamente se encarga de generar sensaciones y enviar señales a través de los nervios.

¿Qué es la pulpitis dental?

Una vez que ya conoces qué es la pulpa dentaria y dónde se encuentra en el interior del diente, es el momento de analizar la patología que hoy nos ocupa: la pulpitis. Es una afección que hace que el nervio dental se hinche. Esto puede suceder por diferentes causas. De hecho, dependiendo de algunos factores, nos encontraremos ante un problema reversible o no.

Tipos de pulpitis

Reversible

Cuando nos enfrentamos a una pulpitis reversible es porque se ha inflamado ligeramente el nervio dental, pero no es un problema serio, ya que se trata de algo pasajero. Es lo que conocemos como sensibilidad dental. Por lo general, el dolor o molestia remite en cuanto el estímulo que ha generado el problema desaparece.

Causas principales de la pulpitis reversible:
  • Cambios en el pH de la saliva.
  • Consumo de comidas muy dulces o ácidas.
  • Alimentos extremadamente fríos o calientes.
  • Tratamientos odontológicos, como el blanqueamiento dental.

Irreversible

La pulpitis irreversible sí que nos resulta más preocupante, ya que no está producida por estímulos pasajeros. De hecho, la hipersensibilidad dentinaria es persistente y el dolor dental se extiende en el tiempo. La inflamación que se produce en la pulpa dental es importante y requiere de un abordaje de calidad para eliminar las molestias.

Causas de la pulpitis irreversible:
  • Caries muy profundas que afectan al nervio.
  • Traumatismo dental severo.
  • Bruxismo sin tratamiento.
  • Infecciones en la boca que no tratan.
  • Tratamientos dentales mal realizados, como empastes dentales o endodoncias.
  • Abrasión dental.
  • Patologías periodontales no tratadas.

Uno de los síntomas más claros de la pulpitis irreversible, además del dolor dental, es el posible cambio de color en el diente. Por norma general, una pieza dental dañada por esta afección tiende a oscurecerse.

Si se produce una necrosis pulpar, en consecuencia, es importante planificar un tratamiento con celeridad, ya que el problema se agrava notablemente.

Tratamiento para la pulpitis

El tratamiento más socorrido para tratar la pulpitis dental dependerá siempre de cada caso y del estudio previo de la cavidad bucodental del paciente. Si nos enfrentamos a una pulpitis reversible, es muy probable que baste con llevar a cabo una obturación dental o empaste.

Sin embargo, cuando nos enfrentamos a un problema irreversible, en el que el nervio ha sufrido serios daños, es la endodoncia el abordaje de elección. Este tratamiento de conductos nos permite salvar la pieza dental, mediante la odontología conservadora.

Si la pulpitis surge a consecuencia de una endodoncia mal elaborada, tendremos que llevar a cabo un tratamiento de reendodoncia, en el que se corrija lo que no ha funcionado en el abordaje anterior. De ahí la importancia de acudir solo a profesionales con amplia experiencia en la materia. Nuestro equipo médico está especializado en las distintas áreas odontológicas, para ofrecerte los mejores tratamientos multidisciplinares.

Ante una sospecha de pulpitis dental pide cita en Vinateros. La primera visita es gratis en nuestra clínica dental de Madrid.

Por Dr. Pedro Ruiz el 04/4/2021
Comparte: