Rhodogil: antibiótico para infección dental

Rhodogil antibiótico para infección dental

En la Clínica Dental Vinateros queremos que tu sonrisa esté perfectamente cuidada siempre. Por ello, es importante que conozcas de primera mano para qué sirven fármacos habituales en odontología, como el Rhodogil. De esta forma, podrás evitar la automedicación, debido a que es un gran problema.

Resulta muy habitual escuchar frases como “Me duele la muela, voy a tomar antibiótico”. La realidad es que el antibiótico no es la mejor opción ante un simple dolor dental. Nuestros especialistas recetan este tipo de medicamentos cuando se ha detectado una infección bacteriana. Además, el abuso de los antibióticos, como el Rhodogil, podría desencadenar ciertos problemas de inmunización ante su consumo.

El mejor consejo que podemos darte es que no te automediques nunca. Si sufres un dolor dental, puedes tomar un analgésico para paliar las molestias, pero visita al dentista siempre. En nuestra clínica dental de Madrid revisamos tu sonrisa detalladamente y planificaremos un tratamiento personalizado, en función de tus necesidades.

¿Qué es el Rhodogil y para qué sirve?

El Rhodogil es un antibiótico muy utilizado en odontología. Sirve para tratar infecciones bacterianas, como las patologías periodontales. Su consumo debe de ser cauteloso, por este motivo es imprescindible que te lo recete un especialista en salud bucodental.

Si tienes Rhodogil en casa de un tratamiento dental anterior, evita su ingesta descontrolada. Solo es efectivo ante infecciones bacterianas. Ante un dolor dental, encías inflamadas, la aparición de llagas en la boca u otras patologías orales, debes acudir a la clínica dental y someterte a una revisión bucal de calidad. Nuestros odontólogos te pautarán el mejor tratamiento oral. ¡Evita la automedicación!

La espiramicina y el metronidazol son los componentes del Rhodogil. Se trata de una combinación de antibióticos bastante eficaz en el tratamiento de infecciones provocadas por bacterias. Normalmente su dispensación se realiza en forma de comprimidos, que se toman por vía oral.

La mejor forma de tomar Rhodogil es aquella que te indique el dentista, en función de tu diagnóstico. Es importante que sigas el tratamiento farmacológico tal y como te lo prescriba el odontólogo. Los antibióticos, para que resulten eficaces, deben de cumplir un tratamiento completo.

Usos del Rhodogil en odontología

En la Clínica Dental Vinateros te pautamos la ingesta de antibióticos en situaciones muy concretas. Nuestros dentistas apuestan siempre por la individualización de cada caso. El Rhodogil nos permite tratar infecciones en la boca con éxito, evitando que las bacterias orales causen más daños en tu organismo. Estas son algunas de las enfermedades que podrían llevar asociada la ingesta del antibiótico:

Enfermedades periodontales

Las patologías periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, están ocasionadas por la presencia de bacterias orales. Se trata, por lo tanto, de infecciones bacterianas, que pueden generar daños graves en las estructuras de la boca.

Este tipo de enfermedades son consecuencia directa de la carencia o déficit de una correcta higiene bucodental. Las bacterias colonizan los tejidos del periodonto, dañándolos seriamente. Para prevenir estas situaciones bastan con visitar periódicamente al dentista, someterte a profilaxis orales profesionales y mejorar tus rutinas de limpieza de dientes.

Cuando la placa bacteriana no se ha eliminado con éxito, dará paso al sarro dental. Si no te sometes a una tartrectomía de calidad en la clínica odontológica, el sarro comenzará su proceso destructivo, pudiendo llegar a provocar la pérdida de dientes. Nuestro objetivo es facilitarte un tratamiento de periodoncia, que nos permita mantener la salud de tu sonrisa en perfecto estado, poniendo remedio a la infección bucodental.

Abscesos dentales

Un flemón o absceso dental suele estar originado por la acumulación de pus en las mucosas orales. El pus se forma debido a las bacterias orales, que no han sido eliminadas con seguridad. El tratamiento con Rhodogil nos permite frenar la infección bucal. Esto es imprescindible para llevar a cabo un tratamiento de alta calidad.

Caries profundas

Las caries dentales son enfermedades ocasionadas por la presencia de bacterias. También están muy relacionadas con la falta de higiene bucodental. Cuando la caries es leve, podemos solventar el problema mediante una obturación o empaste dental. Sin embargo, ante caries profundas, que han dañado la pulpa dental, es la endodoncia el tratamiento más indicado. A veces, dependiendo del caso, nuestros dentistas prescriben la ingesta de antibióticos para evitar la infección.

Cirugía oral y maxilofacial

El Rhodogil es un fármaco utilizado para la prevención de las infecciones ocasionadas por bacterias. Por este motivo, su prescripción es frecuente en casos de intervenciones de cirugía oral, como las exodoncias complejas de las muelas del juicio o cordales. Al tomar el antibiótico de forma preventiva, nos aseguramos de que, tras la intervención quirúrgica, las bacterias de la boca no provocarán daños en tus estructuras orales.

Contraindicaciones del Rhodogil

  • Este antibiótico no está indicado para personas que sufren problemas en el hígado.
  • Los intolerantes a la fructosa no pueden tomar Rhodogil.
  • Su consumo durante el embarazo no es óptimo.
  • Nunca se debe tomar un tratamiento de antibióticos con bebidas alcohólicas.

Pide cita en Vinateros si sufres cualquier problema bucodental. No tomes medicamentos, como el Rhodogil, sin la prescripción previa de un dentista especializado. En nuestra clínica dental de Madrid te realizamos un examen bucal personalizado, con el fin de someterte a tratamientos de alta calidad, que nos permitan garantizarte unos dientes perfectos, libres de patologías orales. Si aún no tienes nuestra Tarjeta Paciente, pregúntanos por ella, ya que contiene numerosas ventajas y promociones exclusivas para ti. La primera visita a Vinateros es gratis.

Por Dr. Pedro Ruiz el 02/2/2020
Comparte:
Abrir chat
Powered by