Sangrado en las encías: causas y tratamiento

Sangrado en las encías: causas y tratamiento - Clínica Dental Vinateros

¿Te sangran las encías? En la mayoría de las ocasiones cuando existe sangrado de encías perceptible en el interior de nuestra boca es sinónimo de alerta, ya que podrías estar en riesgo de padecer de alguna enfermedad periodontal.

También, el sangrado en las encías puede originarse por malos hábitos de limpieza de las piezas dentales como lo sería lavarse los dientes demasiadas veces o con demasiada fuerza, un cepillo de dientes nuevo, una nueva rutina de uso del hilo dental y algunas medicaciones. 

Sin embargo, sea la razón que sea no ignores tal situación. En Clínica Vinateros te invitamos a leer el siguiente post y conocer todo sobre el sangrado de encías. 

¿Por qué sangran las encías?

Para poder explicarte detalladamente por qué sangran las encías empezaremos por decir que las encías sangrantes son un claro síntoma de la presencia permanente de bacterias o del hecho de que en tu boca se está desarrollando una enfermedad.

No obstante, el padecimiento de encías sangrantes no se produce únicamente por la presencia de una enfermedad periodontal, hay otros factores que también inciden en su presencia.

Veamos mejor algunos de los motivos por los cuales las encías suelen sangrar:

Sangrado de encías por enfermedad periodontal

El sangrado en encías se produce por la excesiva acumulación de placa (película adherente de bacterias que se acumulan) encima de los dientes y entre una pieza dental y otra, que al no ser eliminada correctamente puede irritar las encías y hacerlas enrojecer, inflamarse o sangrar.

Asimismo dentro de las enfermedades que se manifiestan mediante una inflamación y sangrado de las encías son la gingivitis (leve y reversible, ya que solo afecta a la encía) y la periodontitis (afectación más grave en las encías y destruye los tejidos de soporte del diente). 

Sin embargo, existen otros factores que favorecen a la acumulación de sarro dental y su consiguiente patología periodontal:

Otras causas del sangrado de encías

A continuación, veamos algunos otros factores que pueden propiciar las encías sangrantes:

  • Cepillarse los dientes con fuerza o de forma agresiva.
  • Cambios hormonales asociados al embarazo, la pubertad, el ciclo menstrual.
  • Trastornos hemorrágicos que afectan a la coagulación normal de la sangre.
  • Enfermedades como leucemia, escorbuto, diabetes, anemia, hepatitis, cáncer…
  • Factores genéticos.
  • Falta de nutrientes como la vitamina C y K.
  • Cardiopatías o enfermedades relacionadas con el corazón.
  • Ingesta de determinados medicamentos.
  • Estrés.
  • Bruxismo.

¿Qué es la gingivitis?

La gingivitis es una inflamación reversible de las encías cuya manifestación principal es el sangrado y puede aparecer a cualquier edad.

La causa más frecuente es debido a una deficiente higiene bucodental, pero también suele originarse por el mal hábito tabáquico, alimentación deficiente (falta de vitamina C), enfermedades sistémicas  y/o tratamientos que afecten al sistema inmune, determinados fármacos, el estrés o cambios hormonales, entre otros más.

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis en cambio es el estado avanzado de la enfermedad del periodonto. Además de la inflamación y el sangrado de encías, la acumulación de sarro bajo la encía puede afectar a los tejidos y huesos que soportan los dientes.

La principal razón por la que se produce es debido a una acumulación excesiva de placa bacteriana producto de una mala higiene dental o la falta de visitas anuales al especialista dental.

Síntomas que acompañan al sangrado de encías

Existen otros síntomas que permiten identificar el problema y son: 

  • Enrojecimiento y/o una inflamación localizada con sensibilidad ante la presión y el sangrado de las encías.
  • Halitosis derivado del sarro acumulado.
  • Recesión de encías y pérdida de hueso.
  • Movilidad en los dientes.

Tratamientos disponibles para el sangrado de encías

En nuestra Clínica Vinateros para tratar el sangrado de encías te realizaremos una evaluación y plantearemos las pautas terapéuticas adecuadas para tratar tu caso. También, solemos recetar un tratamiento domiciliario compuesto por principios activos que te ayudarán a la recuperación óptima de la salud bucal.

No obstante, la mayoría de los tratamientos dispuestos a la reducción de la inflamación mediante la eliminación de la placa bacteriana de forma mecánica y/o química evitando su progresión. Esto básicamente consiste en la realización de una limpieza superficial o profunda acompañada por instrucciones en higiene oral y en algunas ocasiones por un tratamiento antimicrobiano en caso de ser necesario.

Cuidados bucodentales para evitar el sangrado de encías

Es importante destacar que antes de cualquier síntoma de sangrado en encías siempre deberás acudir ante un especialista dental, para que este sea quien determine el tratamiento periodontal correcto en caso de ser necesario. 

Una vez controlada la patología con el fin de evitar que la inflamación gingival o periodontal y con ella el sangrado vuelvan a aparecer deberás de mantener una higiene oral adecuada, así como comprometerte a realizar visitas periódicas de mantenimiento ordenadas por el odontólogo tratante.

De igual forma para prevenir la inflamación y sangrado de encías te aconsejamos:

  • Utiliza un cepillo de cerdas suaves: elige un cepillo bien sea eléctrico o manual, pero que no produzca lesiones en el tejido gingival.
  • Usa la seda dental: el uso de hilo dental es esencial para mantener la correcta salud dental.
  • Limpia tu lengua: en la lengua se ocultan hasta el 70 % de las bacterias que residen en nuestra boca, por lo que mantenerla limpia evitará la aparición de una enfermedad periodontal.
  • Mantén una dieta equilibrada: reduce el consumo de azúcar, ya que esta facilita la acumulación de sarro y sustituye su ingesta por más fruta y verdura.
  • Evita el tabaco: las toxinas de los cigarros favorecen a la inflamación de las encías.
  • Bebe mucha agua: el agua es un líquido vital que nuestro cuerpo necesita para su correcto funcionamiento, así como es la ayudante ideal para eliminar gran parte de las bacterias que se producen en nuestra boca.

 

¿Un cepillado dental agresivo podría hacer que me sangren las encías?

Una técnica adecuada de cepillado dental es importante, ya que una limpieza agresiva puede dañar las encías. Es por ello, que te recomendamos el uso de cepillos eléctricos, ya que estos reducen el riesgo de abrasión y presión sobre las encías porque presentan un mecanismo de control que alerta mediante sensores visuales y de audio cuando se ejerce demasiada fuerza durante el cepillado.

¿El hilo dental también puede ocasionar sangrado de encías?

El hilo dental o seda dental es esencial para la limpieza de zonas de difícil acceso, que al igual que el cepillado manual, si no se usa de la forma correcta también puede dañar las papilas dentales (zona entre diente y diente), por lo que es importante usarlo sin producir un impacto sobre las encías.

Si la encía sangra después de usar el hilo dental, lo más probable es que en esa zona exista una infección y por ello una inflamación y un sangrado.

Visita nuestra Clínica Vinateros para cuidar tus encías

Para evitar el sangrado de encías es necesario tener una higiene bucodental óptima basada en una técnica de cepillado correcta. Siempre te aconsejaremos realizar visitas periódicas a tu odontólogo de confianza para que te realice una revisión y un mantenimiento de encías.

Si te sangran las encías pide cita en nuestra Clínica Vinateros para que nuestros especialistas dentales te realicen el tratamiento periodontal que requieres. 

¡No esperes a que tus encías empeoren, cuanto más tiempo pase más grave será  tu problema!

Por Dra. Sara Gil el 16/16/2021
Comparte: