¿Cómo quitar el sarro de los dientes?

Sarro en los dientes - Clínica Dental Vinateros

El sarro dental es el resultado de la acumulación de placa bacteriana en los dientes y suele observarse en el borde de las encías, pero también pueden adherirse debajo de las mismas, por lo que puede irritar y producir inflamación en los tejidos gingivales causando diferentes enfermedades bucales tales como caries, gingivitis o periodontitis.

Incluso, el sarro dental es capaz de aparecer en las prótesis dentales, implantes y aparatos de ortodoncia. Por ello, la acumulación de sarro en los dientes puede implicar además de dificultades estéticas para lucir unos dientes blancos problemas dentales muy graves, siendo recomendable una higiene dental adecuada así como su efectiva eliminación por expertos en enfermedades bucales a través del uso de instrumentos especiales.

Dicho esto, en nuestra Clínica Vinateros nos preocupamos por tu higiene y salud bucal, por lo que hemos preparado para ti un post donde explicaremos cómo quitar el sarro en los dientes, donde daremos una información bastante valiosa relacionada con este problema dental, el cual es muy frecuente en la población y cuya solución está en conocer qué es, las causas de su formación, las diferencias con otras afecciones dentales… Para así finalmente aplicar los procedimientos indicados para remover completamente esta placa bacteriana en tus dientes.

¡No te lo puedes perder!

¿Qué es el sarro?

El sarro se le conoce científicamente como cálculo o tártaro dental y consiste en la acumulación y endurecimiento de la placa bacteriana compuesta por depósitos de sales de calcio, fósforo, así como de saliva, restos de comida y las colonias bacterianas que se alimentan de ellos.

Las bacterias que quedan atrapadas en la capa mineral del sarro mueren, pero crean una superficie rugosa apta para el crecimiento de nuevas colonias de bacterias, las cuales normalmente se van acumulando por encima de la línea de las encías, que es la zona de la boca más cercana a las salidas del conducto de las glándulas salivales.

Asimismo, el sarro se caracteriza por presentar un color marrón o amarillento y un tacto rugoso, que poco a poco se va adhiriendo con gran fuerza al esmalte dental, por lo que solo los especialistas pueden eliminarlas mediante procedimientos e instrumentos adecuados con el fin de no dañar el esmalte dental y evitar la propagación de tal padecimiento y posterior complicación.

¿Qué causa la formación del sarro?

Sin duda, la incorrecta higiene bucodental juega un papel principal a la hora de evitar la aparición del sarro dental, por lo que un paciente con buenos hábitos de higiene oral, una buena técnica de cepillado y una limpieza anual con el dentista, no tendrá cálculos con facilidad a diferencia del paciente con mala higiene bucal.

Otro factor que acelera la producción del sarro en los dientes es el pH de la saliva, ya que existen pacientes que presentan una mayor cantidad de minerales en la saliva, lo que los hace más vulnerables a la formación del sarro aunque su higiene oral sea la correcta.

Las comidas con almidones propician la aparición de placa bacteriana y los alimentos ricos en carbohidratos coadyuvan a la multiplicación de las bacterias.

Ahora bien, el color oscuro de los cálculos dentales se apreciará con mayor facilidad en pacientes que consumen alimentos ricos en pigmentos (vino, té, café, entre otros), así como en aquellos que tienen malos hábitos (fumadores tanto de tabaco como de marihuana), cuyos cálculos son más propensos de volverse a pesar de haberse hecho recientemente una limpieza bucal profesional.

Diferencias entre sarro y otras afecciones bucales

Es muy común que el sarro se compare con otras afecciones bucales, sin embargo no son iguales. A continuación veremos las más comunes de comparar y cómo se tratan:

  • La placa bacteriana: es una especie de residuo pegajoso e incoloro que se deposita de forma constante sobre la superficie de las piezas dentales. Se encuentra formada por restos de comida, minerales y azúcares de algunos alimentos y saliva. Solo una correcta higiene bucal puede garantizar que no se acumule en gran cantidad.
  • Caries: es la destrucción de los tejidos de los dientes por la presencia de ácidos que se dan por bacterias que se alojan en la dentadura. Pueden comenzar como una mancha blanca que con el tiempo pasa a convertirse en una cavidad café u oscura. El diente afectado presentará una mayor sensibilidad o dolor durante la ingesta de alimentos, por lo que requiere que acudas a un especialista para tratar el padecimiento.
  • Sarro: es la acumulación y endurecimiento de la placa bacteriana depositada en los dientes a lo largo del tiempo, el cual debilita el esmalte y favorece al desarrollo de caries y la aparición de enfermedades periodontales. Es perceptible, ya que por lo general es de color marrón o amarillento y al tacto se sienten como rugoso. No produce dolor ni se elimina habitualmente con el cepillado, por lo que tendrá que ser eliminado por un dentista mínimo cada año.

¿Cuántos tipos de Sarro existen?

Existen dos tipos de sarro dental cuya clasificación se debe a su ubicación: 

 

  • Sarro supragingival: se acumula sobre la línea de la encía y puede verse a simple vista. Aunque es duro, es fácil de eliminar por medio de un detartraje.
  • Sarro subgingival: se aloja dentro de la encía, por debajo de la línea gingival y no se percibe fácilmente. Es denso y duro, y mucho más oscuro, puede ser marrón, verde oscuro, entre pardo y negro. Se adhiere con gran firmeza a la superficie de los dientes. Los profesionales pueden detectarlo durante un examen dental con ayuda de instrumentos especiales (sonda periodontal o radiografías periapicales).

 

¿Cómo quitar el sarro de los dientes?

Es cierto que existen en internet una serie de trucos y recetas caseras para disminuir la aparición del sarro, sin embargo este solo puede ser eliminado en su integridad por profesionales dentales.

Esto se debe a que el proceso y/o tratamiento para quitar el sarro de los dientes requerirá tanto el empleo de instrumentos especializados por expertos en la higiene bucal como la identificación precisa del tipo de sarro que presenta el paciente (supragingival o subgingival), lo cual hace imposible su eliminación efectiva desde casa. 

Instrumentos especializados para eliminar el sarro

Dentro de la gama de instrumentos empleados por el dentista para la limpieza dental, tenemos: 

  1. Instrumentos manuales: los más usados son las curetas que permiten al especialista raspar los cálculos de la superficie de los dientes, dejándolos sin sarro. Los hay de diferentes formas para poder adaptarse a todas las  zonas de la boca.
  2. Equipos eléctricos: existen varios tipos, entre ellos podemos mencionar los ultrasonidos, scalers, subsónicos y cavitrones. Funcionan generando a través de un grado de vibración que al colocarse sobre el cálculo permite que este se desprenda. 

Por lo general, para lograr una mejor limpieza los especialistas bucales inician con instrumentos ultrasónicos y terminan con elementos manuales.

Procedimientos según el tipo de sarro

Ahora bien, en caso de que se determine que el paciente sufre de sarro supragingival el odontólogo podrá retirar los cálculos con la ayuda de equipos eléctricos o manuales. A este procedimiento se le conoce con el nombre de detartraje o tartrectomía.

Si por el contrario, se trata de cálculos subgingivales será necesario, en muchas ocasiones, poner anestesia local para así poderlos retirar sin que el paciente sienta dolor. Después de eliminarlos será necesario preparar las paredes de los dientes para que no queden rugosas y ralentice la adhesión de sarro en el futuro (procedimiento conocido como raspado radicular, curetaje radicular o pulido de superficies). 

¡Dile adiós al sarro!

A diferencia de la placa dental y de la caries, la acumulación y formación del sarro dependerá fundamentalmente de la limpieza dental que recibas en la clínica dental que elijas visitar mínimo anualmente, ya que hay casos de pacientes con gran potencialidad a generar mayor acumulación de sarro que otros, a los cuales se les recomendará acudir regularmente al dentista.

Asimismo, el sarro dental además de provocar un daño en el esmalte dental, su aparición (supragingival o subgingival) también propicia el desarrollo de la mayor parte de las afecciones más comunes de la boca como caries, gingivitis o periodontitis, entre otros casos que las empeora. 

Por ello es indispensable quitar el sarro de los dientes de forma correcta y eficaz llevando a cabo una la limpieza dental anual o las veces que sea necesario como tratamiento preventivo.

En Clínica Vinateros te ofrecemos los mejores especialistas dentales a tu disposición, los cuales te harán un estudio para diagnosticar adecuadamente el plan terapéutico adaptado para ti con el fin de evitar el progreso de dicha acumulación de cálculos y de otras afecciones orales.

¡No te lo pienses más, solicita tu cita con nosotros!

Por Dra. Sara Gil el 21/21/2021
Comparte: