El uso del chupete y la salud bucodental

chupete

¿Existe una relación entre el uso del chupete y la salud bucodental del bebé? ¿Son ciertos los rumores que advierten de posibles problemas de maloclusión por usar chupete? Hoy, desde la clínica dental Vinateros te contamos todo sobre el uso del chupete durante la infancia y resolvemos todas tus dudas

¿Por qué los bebés quieren usar chupete?

El chupete es un gran aliado de los más pequeños. Su efecto calmante y relajador es lo que atrae tanto a los bebés, ya que la acción de succionar es algo que les tranquiliza. El chupete reduce el nivel de ansiedad. 

Además, es un elemento que les ayuda a conciliar el sueño y también les ayuda a tolerar alguna molestia. 

¿Afecta el chupete a la salud bucodental?

Numerosos estudios han demostrado que el uso prolongado y excesivo del chupete puede perjudicar y afectar la estructura bucodental de los bebés.

Cuando el bebé se introduce el chupete en la boca, ejerce una fuerza, succión, que afecta a los dientes. 

Los peligros del chupete se centran, sobre todo, en la malposición de los dientes y su incorrecta alineación en la dentadura. Cabe destacar que estas malposiciones se producirán si ocurren do situaciones:

  • Uso excesivo del chupete: más de seis horas diarias
  • Uso prolongado: Cuando el uso del chupete se extiende más allá de los 3 años. 

Los efectos de alguna de estas situaciones puede provocar distintas maloclusiones:

  • Mordida abierta: Son los conocidos “dientes de conejo”. Los centrales inferiores se desvían hacia dentro y los de arriba comienzan a sobresalir. 
  • Mordida cruzada: La succión junto con la posición de la lengua también pueden generar este tipo de mordida que afecta al paralelismo de la arcada superior e inferior. 

Una maloclusión es una patología que debe tratarse lo antes posible para lograr corregir el desarrollo dental del bebé.

¿A partir de cuándo se puede usar el chupete?

Es importante que la madre se asegure de que la lactancia materna se está haciendo correctamente antes de darle el chupete. Por norma general, se recomienda no dar el chupete antes de las 2 semanas y lo mejor es hacerlo después del primer mes.

¿Es mejor que se chupe el dedo?

¡NO! Lo cierto es que la succión del chupete es menos perjudicial que el propio dedo o mano. Muchos padres creen que el dedo o la mano es mejor, ya que es algo natural. Sin embargo, puede provocar mayores problemas. 

El dedo o la mano del bebé está constantemente en contacto con bacterias de su alrededor. El chupete puede esterilizarse y prevenir este contacto con microorganismos peligrosos. 

¿Cómo usar el chupete correctamente?

Os dejamos algunas recomendaciones que os ayudarán a la hora de escoger un chupete correcto para vuestro bebé:

  • Utiliza chupetes con agujeros de ventilación: Esto permitirá el paso del aire durante la succión y el bebé disminuirá la presión sobre el paladar y no supondrá un problema para el desarrollo de los dientes. 
  • Escoge el tamaño adecuado en relación con la boca
  • Retira el chupete a tiempo.
  • Limita su uso.

¿Cómo retirar el chupete? Algunos consejos

Como hemos comentado anteriormente, no debe prolongarse el uso del chupete más allá de los 3 años. 

  • Acude al dentista para revisar el estado de salud bucodental de tu bebe y así conocer al detalle cualquier problema. Gracias a este estudio, podremos actuar a tiempo en caso de maloclusión. 
  • No apuestes por los castigos.
  • Inventa una historia sobre la desaparición del chupete.
  • Sé firme a la hora de la retirada. 

¡Recuerda! El chupete es un aliado siempre y cuando se utilice de la forma correcta y respetando los tiempos. Cada caso es diferente, por eso es necesario que visites al especialista y sea el/ella quien te indique cómo actuar. ¡Pide cita en nuestra clínica y cuida las sonrisas de los más peques! 

Por Dra. Sara Gil el 23/23/2022
Comparte:

Deja una respuesta