Xerostomía o boca seca: Causas y tratamientos

Xerostomía o boca seca

La xerostomía o boca seca es un problema muy común entre muchas personas. Seguramente, al despertar has sentido que tu boca está completamente seca o con una ligera sequedad.

Hoy queremos hablarte desde la clínica dental Vinateros, dónde estamos totalmente capacitados para corregir todas las afecciones bucodentales, sobre el síndrome de la boca seca que afecta de manera directa a la salud bucal, produciendo otros problemas en tu organismo.

Es muy importante que conozcas en detalle cuáles son las causas que pueden provocar xerostomía y sus respectivas consecuencias. Además, te daremos algunos consejos que sabemos que te serán de gran ayuda para tratar esta patología.

Interesante, ¿no crees? ¡Pues quédate hasta el final de este post!

¿Qué es la xerostomía?

Se trata de una molesta sequedad en la boca, motivada por lo general a causa de deficiencias en las glándulas salivales. Estas deficiencias pueden ser por disminución en la producción de saliva u obstrucción de las glándulas por alguna otra razón.

El problema con la xerostomía es que puede ser algo subjetivo determinar los niveles bajo los cuales se diagnostica. Esto es, porque no todas las personas tienen el mismo concepto de “boca reseca” o no se percibe por igual.

Esto ocurre porque no todos tenemos exactamente la misma cantidad de saliva en nuestra boca, como tampoco se siente igual su déficit. Tampoco se realizan las mismas actividades físicas, ni se mantienen niveles de estrés o fatiga iguales.

A pesar de esto, si hay forma de volver la xerostomía un término más objetivo, es sometiéndola a algunos parámetros. Es posible determinar que la producción de saliva ha disminuido a la mitad o menos a través de un análisis minucioso. Esto se valora tanto en estado de reposo, como en estado de actividad.

Pero ¿cuánta saliva debe producir una persona? En promedio debería producir entre 0,2 y 0,4 mL/minuto en reposo. En estado de actividad incrementa entre 1 y 2 mL/minuto, estos serían sus parámetros de referencia. Si una persona produce la mitad de lo que debería en ambos casos, se puede decir que existe xerostomía.

Sin embargo sigue siendo subjetivo porque no todos pueden tener los mismos niveles de salivación. Además de que la hiposalivación no siempre se manifiesta en sensación de sequedad.

¿Cuáles son las causas de la Xerostomía?

Esta afección puede ser causada por una gran variedad de factores, desde los más simples hasta los más complejos. Incluso, de los causantes de la sequedad depende que la xerostomía sea pasajera o se convierta en crónica:

  1. Algunos de los causantes suelen ser condiciones pasajeras como por ejemplo, un cuadro de deshidratación o simplemente cansancio. Otros pueden ser producidos por hábitos como la falta de consumo de agua o respirar por la boca.
  2. Aunque también puede producirse a consecuencia de hábitos negativos como el trasnocho, el consumo de alcohol, tabaco o drogas, ya que  causan sequedad en la boca.
  3. Aparte de todo lo mencionado, algunos medicamentos también colaboran con la disminución de la producción de saliva generando xerostomía.

Es importante que se tengan en cuenta algunos datos como que la xerostomía no se trata de una enfermedad. En realidad se trata de un síntoma que responde a algún otro tipo de patología que la ocasiona.

La xerostomía tiende a ser pasajera y no dura demasiado tiempo, pero ¿qué puede producir que sea prolongada? Suele ser provocada por una hipofunción salival de manera crónica como resultado de una afección.

Este tipo de hipofunción de las glándulas salivales se puede dar en pacientes que han sido tratados con radioterapia. La quimioterapia es otro tratamiento que puede provocar una xerostomía de persistencia más recurrente.

Algunas enfermedades como el SIDA tienen como síntoma la xerostomía, al igual que otros tipos de infecciones más comunes. Existe una larga lista de patologías que vienen acompañadas con sequedad permanente en la boca.

Si constantemente sientes que tu boca se reseca y presentas síntomas molestos, no dudes en visitar a una clínica dental o a tu médico de cabecera. En una revisión completa se podrá determinar si es un problema pasajero o algo más grave. ¡Es importante tratar de hacer un diagnóstico cuanto antes!

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es un poco complicado determinar la causa específica de un cuadro de xerostomía, puesto que el estrés puede ser un medio que desencadene este síntoma.

Aunque, por lo general, la xerostomía no conlleva a algo más grave, si puede generar molestias y algunas dificultades. Por ejemplo, la escasez de saliva hace que sea más difícil tragar los alimentos e incluso, dificulta el habla. Por eso debemos prestar atención e intentar tratar estos síntomas cuanto antes.

 

¿Cómo tratar la xerostomía?

La mejor forma de tratarla es previniéndola y manteniendo hábitos saludables que permitan el correcto funcionamiento de las glándulas salivales. También puede ser necesario tratar la patología que esté causando la xerostomía.

Sigue estos tips para mejorar los síntomas de la xerostomía:

  • Masticar chicles: Esto ayuda a estimular las glándulas salivales para que la producción de saliva aumente, disminuyendo así la sequedad. También puedes chupar caramelos, pero sin azúcar, ya que estos pueden ser perjudiciales para la salud.
  • Tomar agua con mayor frecuencia: Es importante que tomes un mínimo de 8 vasos de agua diarios para mantener la hidratación en niveles óptimos. De esta forma se mantendrá la boca húmeda y la salivación funcionará con regularidad.
  • Evitar tomar café en exceso: La cafeína puede producir deshidratación, aumentando la sensación de sequedad en la boca.
  • Evitar el consumo de alcohol u otras sustancias: Como te hemos comentado, el alcohol y el tabaco pueden empeorar la xerostomía de forma considerable.
  • Cuidar lo que comes: Existen una serie de alimentos que pueden acelerar la deshidratación y empeorar la sequedad.
  • Evitar usar enjuague bucal con alcohol: Este tipo de enjuagues puede hacer que la hipofunción de las glándulas salivares empeoren drásticamente.

Consejos de prevención

  1. Las consultas regulares con un dentista ayudan a prevenir muchas afecciones y mantener la salud bucal. Realizar visitas preventivas y realizar limpiezas bucales, mantendrá tu boca saludable y prevendrá la xerostomía.
  2. Evita malos hábitos como respirar por la boca para no colaborar más con la escasez de saliva en la boca. Si lo haces porque sufres de congestión nasal, debes resolver este problema para, a su vez, resolver la xerostomía.
  3. Mantén hábitos de higiene dental de forma rutinaria, esto será de mucha ayuda para mantener la boca saludable. Al hacerlo también mantendrás el correcto funcionamiento de las glándulas salivales.
  4. Como forma de prevención es importante que mantengas bajo control los niveles de estrés y que intentes llevar una vida más tranquila. Algunos cambios hormonales también pueden ser responsables de la sequedad en la boca.
  5. Si quieres evitar presentar síntomas de sequedad en la boca también debes evitar los inhaladores, ya que estos  afectan la producción de saliva.
  6. Recuerda que la saliva es un elemento muy importante para la salud de tu boca y de tus dientes. También ejerce una función importante en el sistema digestivo, por lo que es indispensable que te cuides de esta anomalía para evitar la sequedad crónica de la boca, que puede desencadenar otros problemas más complicados de curar.
  7. Trata de no comer alimentos que sean muy ácidos o muy dulces, evita los sabores fuertes. Intenta visitar siempre a un especialista con regularidad y, en caso de que los síntomas de la xerostomía sean persistentes, debes de acudir cuanto antes.

¡No dejes pasar ningún tipo de patología! Pueden llevar a consecuencias más graves.

Por Dra. Sara Gil el 01/1/2021
Comparte: