Consejos para cuidar los dientes en verano

cuidar los dientes en verano - Clínica dental Madrid Vinateros

Durante el verano, resulta más difícil cuidar los dientes y la salud en general. Los helados, las copas de más, los alimentos y bebidas frías, el sol, la sal… Todo ello puede contribuir a crear un paréntesis en nuestra rutina que empeore nuestra salud a mayor o menor nivel. Por estos motivo y más es que pueden aparecer las temidas caries dentales de forma imprevista.

Si no quieres llegar a este extremo, lo mejor será que tomes tus debidas precauciones generales y que sigas nuestros consejos para cuidar los dientes. Verano no tiene por qué ser sinónimo de desorden o descuido; veamos algunos consejos dentales para ello.

¿CÓMO PUEDO CUIDAR LOS DIENTES EN VACACIONES?

  • No estés mucho tiempo expuesto a agua tratadas. Las aguas con cloro tienen productos químicos en su interior, lo que hace que efectivamente aparezcan manchas en los dientes, sobre todo en la zona frontal. Para poder evitarlo, hay que evitar pasar mucho tiempo en agua de estos estilos. Existe una patología llamada el “sarro del nadador” que se debe justamente a este caso. Si no quieres sufrir periodontitis o gingivitis derivada de esta situación, ya sabes lo que hacer.
  • Durante el verano solemos realizar distintos tipos de actividades extras como por ejemplo practicar buceo. En esos casos, es importante la protección de tu boca, ya que cuando nadamos bajo el agua desciende la presión, lo que va a terminar afectando a las mandíbulas. Además de dolores musculares y de ATM, si sufrimos molestias en los maxilares lo notaremos al morder.
  • Si vas a picotear entre horas, entonces ten en cuenta que el principal paso para cuidar los dientes es cepillarlos adecuadamente y tras cada comida para eliminar todas las bacterias que queden en la boca. Cuando no es posible hacerlo, intenta mascar chicle sin azúcar o incluso comer manzana, de este modo limpias un poco los dientes y no dejas rastro de azúcar en el esmalte. Guardar un enjuague bucal pequeñito también puede ayudarnos provisoriamente para ello.
  • Los refrescos helados en el verano es de las cosas más típicas que te vas a encontrar. Cuando comemos o tomamos algo que está muy frío, lo que sucede es que nuestra boca puede padecer sensibilidad dental, sobre todo la zona del esmalte. Para evitarlo, lo mejor es hacer uso de una pajita con el fin de poder evitar el contacto directo con el frío o al menos hacerlo de forma más leve.

Recuerda que una vez que vuelvas de tus vacaciones de verano, lo mejor es consultar con tu dentista Madrid en la Clínica dental Vinateros para comprobar que tus dientes están bien y que no tienes que realizarte ningún tipo de tratamiento nuevo.

Por Dra. Sara Gil el 06/6/2019
Comparte:

Deja un comentario

Monitor OK